sábado, 1 de julio de 2017

Caldo de Hipocrene (Ed. Disonante, 2017)

Adaris García, diseño & montaje; Manuel Almeida, editor. 
     Aunque inmerso dentro de la ciencia ficción, Caldo de Hipocrene de Miguel C. Adrover Lausell, goza de una libertad monstruosa que le permite desplazarse por distintas rutas (tangibles y metafóricas, de categoría y registro, de lo real y lo imaginario, de forma y contenido, de palabra y música, de poesía y ciencia, del futuro y del pasado, de tiempo y espacio) que va destruyendo a la misma vez que las construye. 
     Este Caldo se lee o se bebe, que aquí es lo mismo, a tres tiempos y de muchas formas: en un 2015, en un 2017 y en un 2077 que giran alrededor de la sed/sequía/escasez que hay, que habrá y que hubo en Puertorro. Las voces se confunden y no sabemos quién ni cuándo ni de dónde se nos transmite. Bien podría ser Miguel Adrover Lausell, ente atemporal, emisario de los tiempos y autor en propiedad del libro o muy bien podría ser Pitia Ω, la primera inteligencia artificial que hackeó o que hackeará o que ahora mismo está hackeando la computadora de nuestra Vía Láctea. En casos como estos, lo que realmente importa es el mensaje y este llega en alta definición. 
     Con Caldo de Hipocrene Miguel Adrover Lausell se abre paso dentro de las letras puertorriqueñas.
     -- Juanluís Ramos, autor de Reyerta TV y Shadowplay.

Libros ACLibrería Laberinto & La Mágica tienen Caldo de Hipocrene. Aquí se puede conseguir desde cualquier parte del mundo. Tengo 15 copias firmadas a 15 dólares c/u; acepto ATH Móvil & cubro el costo del shipping (solamente en PR). Muchas piezas del poemario tienen links que llevan a Spotify; recomiendo Google Chrome para manejarlos. 

Abajo están todas las canciones que aparecen en el libro--