jueves, 27 de julio de 2017

La Libreta de Leonardo está en la British Library (online)


Su helicóptero se quedó en su libreta ya que, para que el rotor helicoidal despegara la base del suelo, se necesitaban motores que aparecieron siglos después. El Elon Musk de su época--da Vinci también miraba al futuro, a los cielos; soñó con buceo & pianos autómatas--ideó mucho más que La Mona Lisa. Apuntó muchísimo sobre sus fantasías; el vuelo siendo la más febril de todas. Ahora podemos ver un facsímil de estos sueños gracias a la digitalización de El Codex Arundel--
This is to be a collection without order, drawn from many papers, which I have copied here, hoping to arrange them later each in its place, according to the subjects of which they treat.' Leonardo da Vinci (1452-1519) Leonardo is describing how, in the house of Piero di Braccio Martelli in Florence, in the year 1508, he began the collection of short treatises, notes and drawings, which now makes up the Leonardo Notebook in the British Library. The manuscript, in Italian, is written in Leonardo's characteristic 'mirror writing', left-handed and moving from right to left. The notebook was not originally a bound volume, but was put together after Leonardo's death from loose papers of various types and sizes. Many of the pages were written in 1508; others come from different periods in Leonardo's life, covering practically the whole of his career. The range of subjects - from mechanics to the flight of birds - demonstrates Leonardo's almost compulsive intellectual curiosity about scientific and technical matters. British Library Arundel MS 263. Vía





h/t

domingo, 9 de julio de 2017

Diana, Júpiter, Byron & Tambora

Lo compré en Athens, GA, c. 2014
Hablar de Byron & no mencionar a Ada Lovelace--su hija--es un crimen; más aún si estamos en pleno siglo veintiuno. Si no fuera por Lovelace, Charles Babbage no sería hoy uno de los padres de la computación. En fin, le doy gracias a Byron por Lovelace; quien ayudó a Babbage, éste inspiró a Turing--& aquí estamos: leyendo un blog de Blogger, acabándose la segunda década de un nuevo milenio.

Tiene 135 años; es la cosa más vieja que hay en mi casa
Para hablar responsablemente de Lovelace, hace falta un post a parte. En este comento sobre Byron & el cielo; pues hace 200 años, el poeta tenía sobre su cabeza los vésperos que observó Galileo; pero con una diferencia--en el otro lado del mundo Tambora prendió su caldera como ningún otro volcán en la historia. Esto ocurrió el 10 de abril de 1815. Los efectos de la erupción cargaron la atmósfera por 3 años; sus entrañas refractaron luz de Luna & Júpiter--
So impressed was Lord Byron that he devoted three stanzas to a spectacular evening twilight that he observed in Italy during August of 1817. "The Moon is up..." he wrote in the fourth canto, published in 1818, "…A Single Star is at her side." The stanzas hold enough clues to link the scene to the real events that inspired it—including the massive 1815 eruption of Tambora in Indonesia.
Mte. Tambora en Sumbawa Island, Indonesia (vía USGS Landsat, 2005). 
Byron y su amigo, John Cam Hobhouse, se encontraban en Veneto. 
En el cielo estaban la diadema de Diana & una 'estrella'--
"Wednesday August 20th 1817: Ride with Byron.  Return over the other side of the river from Dolo … Riding home, remarked the moon reigning on the right of us and the Alps still blushing with the gaze of the sunset.  The Brenta came down upon us all purple – a delightful scene, which Byron has put in three stanzas of his “Childe Harold.”
El profesor y astrónomo de la Universidad de Texas, Donald Olson, aplicó algoritmo & búsqueda para detectar cuerpos cerca de Luna. Olson determinó que la estrella de Byron era Júpiter.  Este verano no tendrá cielos púrpuras--no hay partículas de Tambora reverberando la atmósfera--pero veremos la cresta de Diana y el Rey de Los Planetas


Byron vivió en la Villa Foscarini, canal del Brenta, en La Mira
h/t aquí & aquí

sábado, 1 de julio de 2017

Caldo de Hipocrene (Ed. Disonante, 2017)

Adaris García, diseño & montaje; Manuel Almeida, editor. 
     Aunque inmerso dentro de la ciencia ficción, Caldo de Hipocrene de Miguel C. Adrover Lausell, goza de una libertad monstruosa que le permite desplazarse por distintas rutas (tangibles y metafóricas, de categoría y registro, de lo real y lo imaginario, de forma y contenido, de palabra y música, de poesía y ciencia, del futuro y del pasado, de tiempo y espacio) que va destruyendo a la misma vez que las construye. 
     Este Caldo se lee o se bebe, que aquí es lo mismo, a tres tiempos y de muchas formas: en un 2015, en un 2017 y en un 2077 que giran alrededor de la sed/sequía/escasez que hay, que habrá y que hubo en Puertorro. Las voces se confunden y no sabemos quién ni cuándo ni de dónde se nos transmite. Bien podría ser Miguel Adrover Lausell, ente atemporal, emisario de los tiempos y autor en propiedad del libro o muy bien podría ser Pitia Ω, la primera inteligencia artificial que hackeó o que hackeará o que ahora mismo está hackeando la computadora de nuestra Vía Láctea. En casos como estos, lo que realmente importa es el mensaje y este llega en alta definición. 
     Con Caldo de Hipocrene Miguel Adrover Lausell se abre paso dentro de las letras puertorriqueñas.
     -- Juanluís Ramos, autor de Reyerta TV y Shadowplay.

Libros ACLibrería Laberinto & La Mágica tienen Caldo de Hipocrene. Aquí se puede conseguir desde cualquier parte del mundo. Tengo 15 copias firmadas a 15 dólares c/u; acepto ATH Móvil & cubro el costo del shipping (solamente en PR). Muchas piezas del poemario tienen links que llevan a Spotify; recomiendo Google Chrome para manejarlos. 

Abajo están todas las canciones que aparecen en el libro--