jueves, 22 de junio de 2017

Les liasons dangereuses (Roger Vadim, 1959)

R. Vadim se casó con Brigitte Bardot & Jane Fonda; dirigió Barbarella
Les liasons dangereuses no es la favorita de muchos, pero se filmó a finales de los 50.
Estaban pasando muchas cosas cabronas en el jazz. La película, basada en una novela del 1782, cogió pon con Art Blakey & Thelonious Monk
The film centers around Valmont and Juliette de Merteuil, a married couple who aid each other in pursuing extramarital affairs. "Pannonica" scores the scene in which Valmont first meets Cécile, the young woman who becomes his newest pursuit. As their eyes meet, the music enters. While Monk's dissonant blue notes suggest Valmont's darker character, saxophonist Charlie Rouse truly sets the tone for the song, tapping into his tenor's reedier sonorities to underscore Valmont's seedy intentions. "Pannonica" hints at the delight and despair to come, as Monk's twisting blend of bitter melancholy and sweet romance sets the tone for the rest of the film and the rest of the score. Vía NPR


Dangerous Liasons; dirigida por Roger Vadim:



h/t

lunes, 19 de junio de 2017

CREÍA YO, un poema de Macedonio Fernández

Aquí
No a todo alcanza Amor pues que no puede 
romper el gajo con que Muerte toca.
Más poco Muerte logra
si en su corazón de Amor su miedo muere.
Más poco Muerte logra, pues no puede
entrar su miedo en pecho donde Amor.
Que Muerte rige a la Vida; Amor a Muerte.

[][][][]

Aparece en Poemas, Macedonio Fernández;
Ed. Corregidor, 2013.

martes, 6 de junio de 2017

Sharkey's Night (Laurie Anderson/William S. Burroughs)

Abe Frajndlich 1984/2013 (vía)
Sun's going down. Like a big bald head.
Disappearing behind the boulevard. (Oooeee.) It's Sharkey's night.
Yeah. It's Sharkey's night tonight. And the manager says: Sharkey?
He's not at his desk right now. (Oh yeah.) Could I take a message?

And Sharkey says: Hey, kemosabe! Long time no see.
He says: Hey sport. You connect the dots. You pick up the pieces.
He says: You know, I can see two tiny pictures of myself
And there's one in each of you eyes. And they're doin' everything I do.
Every time I light a cigarette, they light up theirs.
I take a drink and I look in and they're drinkin' too.
It's drivin' me crazy. It's drivin' me nuts.

And Sharkey says: Deep in the heart of darkest America.
Home of the brave. He says: Listen to my heart beat.
Paging Mr. Sharkey. White courtesy telephone please.*

*Lyrics vía

lunes, 5 de junio de 2017

whendovescry.exe


Have you cried for anything lately?
Entonces busca algo que valga la pena;
Recuerda que Magdalena 
Era la mejor Apóstol.
Apuesta a que bajarán por tu cara;
La pedrá que está pal perro….
Busca las mejores máscaras;
Siempre con gafas en la cara.
Dale sordina a las cuerdas de tu plectro;
Afina los sensores—dale oído al piso.
Blues no siempre es tragedia;
Dale break a la comedia—








jueves, 1 de junio de 2017

Un poema de El universo de cosas con que quedarnos (Guillermo Rebollo-Gil, 2017)

Se compra aquí
Crónica de no soy el único*

Soy freak de las edades de muerto de mis héroes. A manera
de ejemplo, cumplo 36 el año próximo--la edad que tenían
Alejandra Pizarnik y Bob Marley cuando murieron. Mis 
40 serán de Frank O'Hara. Los 46 de David Foster Wallace,
Héctor Lavoe y ahora Phillip Seymour Hoffman. Maelo
murió con 55. Cuando mataron a Tupac Shakur, a sus 25
años, Quincy Jones dijo:

"The tragedy of Tupac is that his untimely passing is
representative of too many young black men in this country....
If we had lost Oprah Winfrey at 25, we would have lost a 
relatively unknown, local market TV anchorwoman. If we 
had lost Malcom X at 25, we would have lost a hustler named 
Detroit Red. And If I had left the world at 25, we would have 
lost a big-band trumpet player and aspiring composer--just a
sliver of my eventual life potential."

Con dos años más, Tupac hubiera muerto demasiado
temprano, junto a Jimi, Janis y compañía. Ante la muerte de
Hoffman--quien tuvo dos décadas de vida más que Tupac,
una más que Pizarnik y Marley, y seis años más que O'Hara--
siento que veinte años hacen que uno haga las paces con
la vida en tanto y en cuanto, con el tiempo, aprende a
reconocer que ella te ha hecho posible conocer las obras, los
prayoectos y haceres de gente talentosa y bella. Pero entonces
la muy sucia te los quita y uno comienza a desear no haber
llegado a la edad de Jimi, de Janis y compañía. De momento,
llegar a tener la edad de Maelo se torna en algo descabellado.
Creul.

A mí me gustaba cuando Hoffman se rascaba la cabeza y
cuando sus personajes pasaban trabajo para decir algo que
supone ser muy fácil de articular pero que a la mayoría
nos cuesta hacerlo. En eso consiste el arte, supongo--en
diminutos actos de solidaridad, seguidos de algo maravilloso.
La vida es el opuesto al arte. Consiste en diminutas pérdidas,
seguidas de una más grande. 

*Aparece en pp. 25-26 de El universo de cosas con que quedarnos;
Publicado por Ed. Disonante, 2017.