sábado, 29 de abril de 2017

1ro de mayo de 2017

La tomé en Catalunya. Junio, 2016

martes, 25 de abril de 2017

Polímeros, palíndromos & memorias: revisitando Gattaca

Gattaca (Niccol, 1997)
[N]o solamente se trata de vencer en el laboratorio, también se vence cuando seguimos reiterando el "pa' lante; pa'tras, ni pa coger impulso" ("Never left anything for the journey back", palabras del héroe de Niccol, Vincent, ‘El Vencedor’). Y es que de esto se trata Gattaca (Todavía sabe a Jazz. Suena a Titán. Huele a ahora, 2017). La película de Niccol merece revisita. Ya desobedecimos a La Madre; le perdimos el respeto a la cautela judeocristiana. Ahora es más fácil trepar hasta elevar la mancha de plátano. Los fenotipos arios están al alcance de micropipetas. La voz de Amaterasu reverbera en tubos de ensayo. Antes —hasta hace bien poco— se editaba con tijeras bioquímicas; ahora editamos con CRISPR/Cas9 (Clustered Regularly Interspaced Short Palindromic Repeats). Ahora es más fácil tejer a los súper atletas de Augusto Sánchez: los bebés blancos los damos en adopción y con los bebés negros hacemos una fábrica de atletas... Para continuar leyendo en Revista Cruce, haga click aquí

sábado, 18 de febrero de 2017

Let America Be America Again, por Langston Hughes

Cabe en el back pocket perfectamente. 
Let America be America again.
Let it be the dream it used to be. 
Let it be the pioneer on the plain
Seeking a home where he himself is free.

(America never was America to me.)

Let America be the dream the dreamers dreamed --
Let it be the strong land of love
Where never kings connive nor tyrants scheme
That any man be crushed by one above.

(It never was America to me.)

O, let my land be a land where Liberty
Is crowned with no patriotic wreath,
But opportunity is real, and life is free,
Equality is in the air we breathe.

(There's never been equality for me,
Nor freedom in this "homeland of the free.")

Say, who are you that mumbles in the dark?
And who are you that draws your veil across the stars?

I am the poor white, fooled and pushed apart, 
I am the Negro bearing slavery's scars.
I am the red man driven from the land, 
I am the immigrant clutching the hope I seek --
And finding only the same stupid plan
Of dog eat dog, of mighty crush the weak.

I am the young man, full of strength and hope, 
Tangled in that ancient endless chain
Of power, profit, gain, of grab the land!
Of grab the gold! Of grab the ways of satisfying need!
Of work the men! Of take the pay!
Of owning everything for one's own greed!

I am the farmer, bondsman to the soil.
I am the worker sold to the machine.
I am the Negro, servant to you all.
I am the people, humble, hungry, mean --
Hungry yet today despite the dream.
Beaten yet today -- O, Pioneers!
I am the man who never got ahead.
The poorest worker battered through the years.

Yet I'm the one who dreamt our basic dream
In that Old World while still a serf to kings,
who dreamt a dream so strong, so brave, so true,
That even yet its mighty daring sings
In every brick and stone, in every furrow turned
That's made America the land it has become.
O, I'm the man who sailed those early seas
In search of what I meant to be my home --
For I'm the one who left dark Ireland's shore,
And Poland's plain, and England's grassy lea,
And torn from Black Africa's strand I came
To build a "homeland of the free."

The free?

Who said free? Not me?
Surely not me? The millions on relief today?
The millions shot down when we strike?
The millions who have nothing for our pay?
For all the dreams we've dreamed
And all the songs we've sung
And all the hopes we've held
And all the flags we've hung,
The millions who have nothing for our pay --
Except the dream that's almost dead today.

O, let America be America again -- 
The land that never has been yet --
And yet must be -- the land where every man is free.
The land that's mine -- the poor man's, Indian's
        Negro's, ME --

Who made America,
Whose sweat and blood, whose faith and pain,
Whose hand at the foundry, whose plow in the rain,
Must bring our mighty dream again.

Sure, call me any ugly name you choose --
The steel of freedom does not stain.
From those who live like leeches on the peoples lives,
We must take back our land again,
America!

O, yes,
I say it plain,
America was never America to me,
And yet I swear this oath --
America will be!

Out of the rack and ruin of our gangster death,
The rape and rot of graft, and stealth, and lies,
We, the people, must redeem
The land, the mines, the plants, the rivers.
The mountains and the endless plain --
All, all the stretch of these great green states --
And make America again!

Aparece en Poems of Five Decades, Everyman's Pocket Library, 1999, pp. 97--100.

viernes, 17 de febrero de 2017

Reseña de Somos Anormales (Residente, 2017)

El vídeo está cabrón, controversial & pico.
La canción es uno de los resultados de las secuencias desoxirribonucleicas de René. Los códigos bailan en nuestras células —cada uno de nosotros tenemos trillones de ellas, y en cada una hay sobre 2 metros de información—. De todo este baile emerge la música de la vida. Líneas como cromosomas bailando boleros son acertadas poética y científicamente. Eso mismo pasa cuando se enrolla, literalmente, el ADN. Un cromosoma es un pen drive bioquímico, resultado de proteínas que enrollaron ADN, una enorme molécula capaz de hacer algo que ninguna otra puede hacer por su cuenta: reproducirse. [Para continuar leyendo en Revista Cruce, haga click aquí]

lunes, 6 de febrero de 2017

Dos poemas de Homenaje al ombligo (AMD & JML)


¿qué pasa?

... pasa que la luna se me ha quebrado, que la soledad está
más sola que sí misma, que busco el amor hasta detrás de
mi propia sombra, que hay tanta necesidad de amar como de
vivir -si es que puede separarse- que los horizontes son
ciertos pero imprecisos y que solo los posee la tierra; que 
con solo medio horizonte se podría alentar este abatimiento;
que la palabra camino -es casi increíble, inconcebible-
acompaña a la palabra mutilación. que la Palabra es gigante,
pero se ahueca, que el ombligo no es solo ombligo y que tiene 
una lunita que juega dentro; que no se sabe dónde comienza
el mar ni qué ímpetu lleva. que a la luna y su llama hay que 
defenderlas sin querer odiar. que las manos no saben si em-
pujar, o sujetar, o acariciar; y se hinchan y se quiebran y se 
fatigan. la sombra se hace cada día más amplia y profunda y
sólida y pegajosa... y la luz más alta, más clara, más inmen-
sa, más acogedora, más íntima, más audaz y más brillantemente
triste. que la sangre es ágil y es fuerte y es tumultuosa, rá-
pida, dinámica; pero se quiebra y puede ser trágica. lleva 
dentro algo de crepúsculo y aurora; de abismo y de montaña.
que está más presente que nada en la vida y cuando está más li-
bre en su libertad más absoluta y rotunda es y está en la muer-
te. que la muerte no viene sola sino que el tiempo le sigue los
pasos, o la muerte le sigue los pasos al tiempo ¡qué sé yo! que 
a lo mejor ni mi propia muerte me comprende, que probable-
mente nunca llegue a tiempo.

   que la soledad es grande y profunda y punzante y ancha y 

ni el amor la espanta. el espanto... es constante y sin tregua
hasta debilitar el pulso.

   que quiero que siempre quede tiempo para los ojos en el 

mar. que la amargura y la vida no van de la mano. que las
máscaras se gastan y se cansan de uno mismo. que la risa y 
el llanto son una misma cosa con un cambio en los labios. que
los labios son terriblemente hermosos, capaces de las más su-
blimes pequeñeces; de las más tremendas injurias... y que pue-
den estar solos.

   que se puede estar toda la vida soñando con todo. que los 

sueños grandes y los pequeños y los reducidos; y los alargados
y esos como arrastrados de más hondo y más lejos y aún pri-
mero que la propia muerte; y aún peor: esos minimizados ante
el dolor y el temor de ser más nube que canción, se parten. y
aún peor, sin partisrse porque no mueren para seguir doliendo
de tan hermosos y de tan sombra que es el eslabón que los une
con la vida.

   que aún la belleza más pequeña y la más celosamente guar-

dada, la que no puede hacer daño a nadie ni quiere -la belleza
solo le hace daño y es odiada por los mezquinos- quiere ser
destruida como se destruye a los niños. 

   que para no convertir la luna en un cuarto menguante pro-

gresado, hay que usar demasiado las uñas y los dientes; y usan-
do demasiadas uñas y dientes puede convertirse y pueden quedar
garras y no poder besar ya, porque entre los dientes habrá mu-
cha basura y no todos podemos besar con basura entre los dientes, 
y ¡no! un eclipse hueco y frío, ¿para qué quiere ser guerrero?

   pasa que los túneles se quedan con la vida, como si los sue-

ños, a fuerza de soñar, se hubieran inventado esa pesadilla.

   que ya ni se quiere el para qué o más bien el de dónde.

solo un soy pleno y luciente, aunque esté luciente por el refle-
jo de la luna sobre las lágrimas.

   que el suicidio se pospone porque se quiere pensar que la

muerte pueda ser puntual, aún intuyendo que no lo será nunca.
que la vida es una encadenación de casis, y que a veces solo se
pide una ola en el tiempo que rompa la cadena brevemente; y que
aún sabiendo esto nos disponemos a esperar por esa ola en medio
de la agonía.

   que decidirse a ser hombre es renunciar a la paz y aún se

sigue en busca de ella; que solo unos insatantes que sople la bri-
sa -aún la esperanza de eso- podrían conmover a conformar-
nos. que renunciar a la paz no es estar intranquilos ¡no! es su-
mergirse, es respirar el aire atormentado de una angustia tre-
menda, tan cierta y palpable que parece como si se pudiera coger 
con las manos. 

   que querer amar es como estar a la orilla de un abismo

(como un árbol que vi una vez que me comprendía) con todas las
entregas del mundo en los dedos, con todas las ternuras de los ni-
ños en los labios, con las lágrimas más fértiles en los ojos, con
todos los caminos sujetos en los pies, con el recuerdo de todas las 
lluvias vividas desde el nacimiento; sobre todo cuando llueve de tar-
de o de noche (la luna no se ve, pero no descansa) con los abrazos
reunidos y doblados como sábanas recién lavadas y protectoras,
como las llamas de las vidas futuras espigando el cuerpo. como
si toda la creación del universo estuviese reunida esperando el
momento cósmico. con las esperas de todos los crepúsculos ma-
ravillosos pesando sobre los hombros, con todos los suspensos 
creadores reptando por la piel desde los pies allegándose hasta
el fondo de los poros, encontrándose en el centro de la vida misma.

   es estar así en el borde de ese terrible abismo sin ver el fon-

do oscuro y presintiendo tremendamente que no hay ninguno. es
gritar desde más allá de la garganta y de los huesos, hasta de uno
mismo, el alarido más cierto, más grandiosamente humano, más
desesperado, más húmedo, más desolado, más horriblemente tier-
no, más profundamente agónico y solo oír con espanto: el eco, 
nuestro eco, y puede ser peor: se puede confundir con la respues-
ta. tal vez solo podemos respondernos nosotros mismos.

he llegado a la mitad de la escalera

he llegado a la mitad de la escalera.
ya conozco la luna,
sé un poco de la flor, 
estoy aprendiendo algo de la hormiga.
quiero alejarme 
por un camino más estrecho
con una espina en la garganta.
serio, 
muy serio,
un poco triste
con un globo de juguete en mi ojo izquierdo,
con una cajita de música en mi interior,
con una huella en mi zapato,
con un gabán en mi corbata,
con una taza de café en mi nombre.
miro hacia atrás,
no hay nadie
todos se han ido.
fue doloroso dejarlos atrás,
pero tenía que hacerlo.
no sabían que mi nariz era especial
ni que mi ojo izquiero se escribía con mayúscula.
ya nunca volverán,
se han ido.
mejor, será mejor así,
quién sabe.

la noche y el día se juran fidelidad

sobre una lfombra de terciopelo gris
alguien se suena la nariz
y ocurre un terremoto.
en la sala una visita espera
mientras el timbre suena
y nadie oye.
felicidad, felicidad, felicidad,
alegría.

[][][][] 

-- Ambos poemas aparecen en las páginas 34--39 de Homenaje al ombligo (Folium, 2016)
-- Las palabras que no están en cursivo me recordaron a la siguiente cita de Kierkegaard: 
"What if everything in the world were a misunderstanding, what if laughter were really tears?"

sábado, 28 de enero de 2017

Loser

Vía
Liberal de John Oliver
Liberal de John Stewart
Liberal de Especial de Banco Popular
Liberal de un libro al año
Liberal de me leí un libro en el 2006
Liberal de arco iris en perfiles
Liberal de no tiren ni rompan ni
Liberal políticamete correcto
Liberal vaciado de voluntad
Porque pariste o preñaste—
¿Cómo se va a protestar sin malas crianzas?
Liberal de arte sin que provoque
Liberal que votó por Yulín
Liberal que no sabe quién fue Manolo el Leñero
Liberal que odia al pobre
Liberal que pide mesura
Liberal que justifica usura
Liberal que…
Cágate en tu madre
Bernie hubiese ganado
Eres ganado;

Liberal porque Brad Pitt es liberal
Liberal porque Clooney es liberal
Liberal porque Madonna es liberal
Liberal porque Blues sin dolor baja suave
Liberal porque Santurce es Ley
Porque en La Loíza no hay Ley
Porque el gym es salud & la eugenesia es guaynabita
Pero el aborto es pecado
Liberal que comulga 
Liberal que compra cd’s de Victor Manuelle
Liberal que ignora versos de Maelo
Liberal que demoniza un canto a la revolución
Liberal que habla mierda de un dominicano
Liberal que no sabe qué es Solentiname
Liberal que es cualquiera de las anteriores;

Fucking votó por Donald Trump. 

sábado, 21 de enero de 2017

Fragmento de un cuento de Luis Negrón

"[] El pastor me miró con aquellos ojos de profe- 
ta que sabía poner bien. Lo vi mirarme con rabia. 
Vi su cuerpo moreno y macizo a través de su ropa 
blanca mojada. Vi los pelos de sus brazos moja- 
dos, cerca de su piel. Vi que veía que yo veía lo 
que veía. Vi, a través de sus pantalones blancos, 
cómo dentro del calzoncillo blanco y de algodón, 
se le abultaba aquello. Vi a los hermanos en la 
orilla embelesados por mi belleza, mirándome. 
Vi la cara de Papi a lo lejos, mirándome mirar. 
Este muchacho es un monstruo, decía su rostro. 
Vi a mami mirar mi monstruosidad en el rostro 
de Papi. Les di la espalda a mi padre y a mi ma- 
dre y miré de nuevo aquello que ya se encorvaba 
sobre el muslo del pastor cuando me zambulló en 
el agua."

[] Aparece en El elegido, páginas 30 & 31 de Mundo Cruel. 
Las negritas del texto son mías. 

martes, 3 de enero de 2017

God Is A Masturbator (Gregory Corso, 1964)






Aparece en FUCK YOU / a magazine of the ARTS number 5 volume 7 Sept 1964

Cheetara (Ted Wolf, 1985-1989)

"When the time of Lion-O's Anointment Trials came, it was Cheetara's task, as the fastest of the ThunderCats, to try Lion-O in speed. Lion-O knew he could not beat Cheetara in a race, and so took a dangerous western route as an alternative. Already miles ahead of Lion-O, Cheetara ran into the Mutants, who pursued her on land and underwater. Luckily Panthro arrived in the Thundertank to assist the outnumbered Cheetara. Cheetara was ahead by a mile and two thirds, eventually coming face to face with Lion-O, they raced alongside one another to the finish of their race. Lion-O knew he could not win the race in this way, but his sheer determination allowed him to. Lion-O at first believed Cheetara had let him win, something which offended her, as the code of Thundera forbade such action. The distance they ran actually exhausted Cheetara's super speed, and she told him that his determination not to lose had allowed him to win the race." -- Vía