viernes, 23 de noviembre de 2012

La tercera cultura: una utopía para pensar bien

Sagan abogó por el conocimiento íntegro: ciencias y humanidades
“Some celestial event. 
No--no words. No words to describe it. Poetry! 
They should've sent a poet. 
So beautiful. So beautiful... I had no idea.” 

Dos científicos, Andre Geim y Konstantin Novoselov, se ganaron el premio Nóbel en ciencias físicas, en el año 2010, por descubrir una estructura bi-dimensional, del grosor de un átomo, con propiedades cuánticas, capaz de cambiar –para siempre– lo que se entiende por comunicaciones y tecnologías energéticas. Esta estructura se conoce como el graphene: una alotropía del carbón, a partir de teselados hexagonales. En otras palabras, el graphene es la unidad básica de un cristal de grafito. Muchísimas hojas de esta recién descubierta estructura, unas encima de otras, forman el grafito –una de las formas básicas del carbón (los diamantes también caen dentro de este grupo de estructuras derivadas del carbón, que también es el cuarto elemento más común en el universo). [Para continuar leyendo en Cruce, haga click aquí.]

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Grito

Alarido (Botero, 2002)
Oh, soy la voz de adentro
Que quiere salir;
La que reprimes.
Oh, soy el grito que choca
Con las paredes de tu garganta;
Soy la frustración hecha sonido,
Pero sólo me quieres
Como potencia.
¡Déjame salir!
¡No quiero ser poema!

Quiero ser grito
Y moverme por tubos vaciados
De voluntad, de sangre
—ocupar el vacío, ocupar.
Déjame ser un alarido
Que quiere ser oído
Por los que ya les cansa el hablar.

Déjame ser frustración y rabieta;
Déjame salir.
Te prometo quebrar
La bóveda celeste;
Te prometo zarandear
Los Brazos de Atlas;
Te prometo entrar en los oídos
De un palestino de Gaza.

¡No quiero ser poema!
¡Quiero ser un fucking grito!
¡PUÑETA!

martes, 20 de noviembre de 2012

La 型 tecata

Mr. Miyagi (Melik)
Se lee “la kata, o forma, tecata”;
Es un arte marcial pat[á]físico,
À la drunken boxing.
Hay que sacrificar neuronas;
Editar y trimear kipple cognitivo;
Picar axones; pintar la cinética
De una roundhouse
—espoleada por el aliento de Bernabe—
Con el color de 1040.4 mph.

Se ablanda una quijada pre-impacto;
Se lee (bunkai) al oponente—una exégesis;
Se funden ātmanbrahman:
La fusión de la gota en el océano;
Se modula el intercambio electrolítico:
Bailan neurotransmisores y brechas sinápticas.

“La 型 tecata” perfora la realidad pragmática;
Un puño cerrado se hace eco de él mismo;
Iteraciones del puño entran y salen
De la realidad onírica (māyā)
Y la realidad empírica (prāthibhāsika):
De māyā a prāthibhāsika;
De prāthibhāsika a māyā.

Las formas están veladas
Con el manto de la realidad;
Para de-velarlas (aletheia),
Una, dos, tres cachás.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Ancient Aliens Debunked (Full Movie HD)


Es más fácil creerse una falacia maravillosa, que maravillarse con una verdad. 

Por lo menos ésa ha sido mi experiencia como maestro. Trato de usar todo el flair mediático posible; comparto con mis estudiantes noticias que relatan fenómenos como planetas diamantinos, evidencia de agua líquida en la superficie marciana - vía Curiosity -, el descubrimiento del bosón de Higgs... Para todas las noticias siempre hay una pregunta que, en apariencia, pudiera representar un saludable escepticismo; pero, lamentablemente, la pregunta es el signo de la más perniciosa incredulidad

Hace dos años que no daba una clase. Empiezo el semestre escolar en agosto de este año, y me encuentro con que el pelú de Ancient Aliens, Giorgio A. Tsoukalos, es el erudito favorito de los estudiantes. Muestran incredulidad cuando se les habla de un diamond planet, pero en seguida se creen la paja mental - y, sin duda alguna, racista - de que suramericanos o africanos jamás pudieron construir edificaciones como las pirámides. Ancient Aliens le ha hecho más daño a la educación que Víctor Fajardo, No Child Left Behind y Daddy Yankee - juntos. 

Afortunadamente, existe un oasis de lucidez en todo este marasmo seudocientífico. Un verdadero santo de la información, que debería ser nominado para el premio Nóbel de la Paz, se dio a la tarea de hacer un extenso y preciso estudio de debunkery. Gran parte de los disparates que se vomitan en Ancient Aliens, son verificados y desmentidos con claras evidencias. Comparto con ustedes esta noble gestión pedagógica: