martes, 23 de octubre de 2012

Una puñeta

Diógenes buscando hombres (Tischbein, 1780)
“The oily rags that catch a spark....” 
El cerillo lo prendió Mnemósine. 

Escribía un ensayo. 
De él salió una espora; 
Se sentó en el hemisferio derecho 
De una nuez blanda y canalizada 
—sempiternamente mojada. 

No quiero parar de tejer. 
No soy Shelob. 
Pero me resuelvo. 

En el ensayo tejo ética 
—la mía la quiero estética. 

Imitar a Diógenes. 
Trolear a Sócrates.