miércoles, 18 de abril de 2012

Apología de un Gamer: sobre el estudio crítico de los videojuegos

Space Invader (Street Art en París - 2010)
Una persona que haya nacido a finales de la década de los setenta o en la década de los ochenta, muy probablemente se metió por un tubo verde, comió hongos, botó fuego, coleccionó monedas, compitió contra el tiempo (de hecho, detuvo el tiempo apretando el botón de start), entre otras hazañas. La mayoría de mis contemporáneos (y muchos no tan contemporáneos) jugaron Super Mario Brothers (Nintendo, 1985). Algunos de nosotros –los que sin vergüenza alguna usamos el tropo geek para identificarnos– continuamos consumiendo juegos de video; y hemos visto cómo el medio ha cambiado –tanto en complejidad, contenido, estética y tecnicidad. (Para continuar leyendo en Cruce, pulse aquí).