jueves, 9 de febrero de 2012

{Radiohead | Faust Arp | In Rainbows}

Escatología (según Merrie Melodies)
El tema “Faust Arp” de la banda británica Radiohead es corto y sincopado… como los últimos latidos de un corazón. Tiene líneas que invitan a pelear, cíclicamente, contra el sueño: “Wakey, wakey, rise and shine/it’s on again, off again, on again…” Estos versos, cantados desde mi teléfono, pudieran ser la mejor alarma ever. La encontré haciendo un breve research wikipédico para esta Mesa Redonda* — me puse a buscar textos que salgan al poner «escatología» en Google; porque #soycalle. Descubrí que «escatología» se refiere a lo último: “That branch of theology concerned with the ‘last things’ — death, what follows it for each individual, and the final fate of the universe.”[1] ¿Habla Faust Arp de lo escatológico? ¿Del[fin]? No sé; lo escatológico está bien de moda en todo, pudiera ser que sí. Por algún devenir algorítmico, Google me conectó con Yorke.

Al tropezarme con esta pieza – vía un accidente hipertextual e informático—pude notar, a grandes rasgos, que las tendencias escatológicas en el arte se llevan dando durante gran parte de la historia, en muchas culturas distintas (hay escatologías budistas, islámicas, judías, etc.). El fin del mundo es preocupación antigua y global. Origen, San Agustín y las culturas culturas mesoamericanas—específicamente, y durante el 2012 lo escucharemos ad nauseum, los mayas—son tan solo una muestra de dicha ansiedad. Desafortunadamente, para maestros comprometidos a luchar contra la pseudo ciencia, la escatología cristiana se encontró con la maya, creando la mitología contemporánea que se relata en aberraciones como 2012 (Emmerich, 2009). Puedo ponerme a explicar toda la genealogía de ideas que llevó a tener que aguantar películas como estas; sin embargo, tendría que ponerme a esbozar demasiado contenido. Este enlace puede arrojar luz a la posibilidad de que nuestra obsesión con el fin difícilmente desaparecerá.

En este contexto no es raro encontrar vínculos interdisciplinarios – arte, filosofía, teología, etc – con ideas de la muerte, la resurrección, el ciclo, el origen, alpha, omega, etc. “Faust Arp” – cuyo título es exquisito – juega con estas imágenes, pero desde el plano individual. La pieza remite a lo absurdo-existencial en líneas como “You got a head full of feathers/You got melted to butter”; una bella metáfora que usa la caída de Ícaro en referencia a la condición humana: pasar por el tedio que provoca el mero hecho de existir – que a veces nos sorprende con «lo bello» – para después morir: “(…) the fucking panic of realising you’re going to die! And that at any time soon [I could] possibly [have] a heart attack when I go for the next run.” [2] Y ese es, precisamente, el germen de nuestras obsesiones – contemporáneas, antiguas, individuales o colectivas – con el fin, con lo escatológico… el miedo al ineludible hecho de la muerte.



Notas:
*Este escrito fue originalmente publicado en Puerto Rico Indie.
[1] The Oxford Guide to Philosophy: (eschatology)
[2] Entrevista a Yorke. Se refiere a In Rainbows.