miércoles, 24 de agosto de 2011

Lenguaje, Hipertexto y Memex: un breve abordaje contemporáneo

Hace unos meses Iván Chaar-López, autor de blog Multitud Enred(ada), me hizo una invitación a escribir en un nuevo proyecto de la Universidad Metropolitana: Cruce - revista de crítica socio-cultural contemporánea. La publicación se dará tanto en formato digital como impreso, y cuenta con la particpación de columnistas de diversos campos (artistas, escritores, teóricos, académicos, blogueros, etc.). Cruce tendrá material nuevo todos los lunes. Comparto con ustedes mi primera participación en la revista, Lenguaje, Hipertexto y Memex: un breve abordaje contemporáneo, publicada el pasado lunes 22 de agosto:

El Memex de Vannevar Bush (c.1945)

Imagina que empiezas a tejer un texto cualquiera -un e-mail, un ensayo monográfico, un poema. A veces creemos tener lo necesario. Creemos conocer un patrón. Creemos tener un 'marco teórico'. Sin embargo, los grandes desarrollos tecnológicos de las últimas décadas nos obligan a revisar lo que tenemos entendido por lenguaje, texto y procesos epistémicos; elementos fundamentales al momento de procesar y manipular la información. A la luz de estos cambios -que giran en torno a mucho de lo que nos hace humanos- es preciso contemplar los efectos que tienen los nuevos medios en el devenir sociológico. Dicho ejercicio crítico se ha llevado a cabo tanto en campos teóricos (Baudrillard, Derrida, Barthes, Landow) como en gestiones literarias (Dick, Vonnegut, Zamyatin). En el caso particular del campo teórico, Derrida, Barthes entre otros, sugieren nuevos paradigmas que reemplazan conceptos como "(...) centro, margen, jerarquía y linealidad...", por los de "(...) multilinealidad, nodos, enlaces y redes"... [Haga click aquí para continuar leyendo en Cruce]

Notepad II




Escrito el lunes 22 de agosto del 2011.

sábado, 20 de agosto de 2011

Necroturismo II

Hay fantasmas literarios en Cupey. Se pasean entre moteles, edificios gentrificados y arrabales abandonados. Figuras importantes de la literatura del siglo XX, le dan nombres a las calles que se encuentran detrás de mi casa. Todos ganaron el Premio Nobel de Literatura. Para retratar los rótulos de las calles, caminé por las aceras; tuve que pasar cerca de las casas. Los perros corrían a las verjas a ladrar y los vecinos, desde sus balcones, o guiando en sus carros, me miraban como a un bicho raro. Sus miradas ladraban más fuerte que sus mascotas. Me imagino que se preguntaban: "¿qué carajos hace ese tipo retratando rótulos de calles?" No me sorprende si alguno de ellos pensó en llamar la policía:

Rabindranath Tagore - poeta, Premio Nobel de Literatura en el 1913
Thomas Stearns Eliot* - dramaturgo, poeta, Premio Nobel de Literatura en el 1948.
José Echegaray - dramaturgo, Premio Nobel de Literatura en el 1904
Albert Camus - filósofo, Premio Nobel de Literatura en el 1957
Juan R. Jiménez - poeta, Premio Nobel de Literatura en el 1956
 Grazzia Deledda - novelista, poeta, dramaturga, Premio Nobel de Literatura en el 1926

* T.S. Eliot debería halarle los pies al que escribió su apellido en el rótulo. No hay nada que encojone más que ver el apellido de uno mal escrito en un texto. Si el responsable del vergonzoso y garrafal error ya murió, entonces que Eliot le hale los pies a Santini.