jueves, 20 de octubre de 2011

Apología de un Hipster:

Transparent Simulacrum of the Feigned Image (Salvador Dalí, 1938)
Yo no escucho salsa,
Me gusta Macabeo;
Me importa un bicho el reggaetón,
Bájamelo a 108 beats por minuto;
Mejor Moombahtonero.
El merengue no lo sigo;
Prefiero a Rita Indiana,
Esa muchacha es una jodienda.
Mi iPod está algarete
Y el rock se me queda en una muela
—el post como prefijo lo adereza;
Mejor folktrónica que folk;
Indie y dream delante de pop.
Ya no escucho hip-hop,
A Hendrix lo quiero eléctrico,
Lo-fi y chamánico;
Dámelo Santo y Asesino
—mejor Gonjasufi que Jay-Z.
Springsteen y Bono están chochos
—mejor Arcade Fire como héroes,
Mejor Biophilia que Monster,
Mejor Björk que Gaga.

II

Sé que nada es nuevo;
Sé que las re-lecturas proveen
La ilusión de la innovación.
El update es el paradigma.
Quiero pisar los talones del trend,
Montarme en el vagón
Más vacío del tren;
Sentarme con hobos cínicos
Que comparten mi ansiedad
Por coleccionar; sentarme
Con aquellos que no temen
Al Brave New World
— a lo efímero como Normatividad...

III

My condition is a perennial
Contradiction; my being,
A bulging hard-on
That gets off when the phrase
"You're so mainstream"
Is uttered.