viernes, 9 de septiembre de 2011

Echa pa' lante con Fred, Hao Ge y El Gran Combo

Modern Times (Chaplin, 1936)
Tengo muy buenos compañeros que se joden trabajando; están en la brega en una empresa boricua. Echan pa' lante; pero el Gran Combo regañó a todo el país — vía el Banco Popular. Ahora nos cayó un fuetazo de la correa de Papi Carrión, sin necesidad. Ahora tengo la mierda de canción esa pegá en el bulletin board del lounge. Para acabar de completar mi kafkaesca condición en esta empresa; también tuve que leer un libro de auto-ayuda: The Fred Factor. Fred. No me quedó más remedio que ponerme a leer el texto.

Es una mierda de libro que dejó una impresión parecida a la dejada por el Gran Combo, el Banco Popular y la administración de Fortuño:
"Los políticos suelen decir que el trabajo dignifica al hombre y yo estoy de acuerdo con esa afirmación." — Mark Sanborn.* 
Fred es un modelo a seguir para que la compañía pueda progresar. El problema es que el empleado, por más doctrinas tecnocráticas que se ofrezcan en adiestramientos—que muchas veces se originan de los sesgos ideológicos más grandes del patrono—, nunca llega a entender qué es eso de ser "parte de una empresa." Dicho esto, al estado—que aspira a resultados a partir de doctrinas neo-liberales—no le viene mal tener "Freds"; no le molesta para nada que sus ciudadanos tengan la canción del Gran Combo en sus iPods. Sin embargo, como mismo ocurre en el contexto de la empresa privada, muchas veces el ciudadano no se siente re-presentado. Toda esta situación—en la cual están yuxtapuestas mi experiencia laboral, mi experiencia con la canción del Gran Combo y mi experiencia con la política puertorriqueña—amerita explorar un video musical bien importante:

 

¿Por qué el vídeo? Pienso que Hao Ge, un nigeriano que ha alcanzado la fama en China, es un buen vehículo para contemplar la música al servicio de las hegemonías; ya sea en el escenario laboral o fuera de él. En estos contextos la música se hace utilitaria, usada como una suerte de látigo:
"Mr. Uwechue is mindful of rigid cultural controls imposed on artists by the Chinese government. His albums — “Red and Black” (2006), “Hao Ge’s Latest Songs” (2008) and “Beloved Life” (2009) — hew to themes of heartbreak, redemption and love, the kind of pop that is played on the airways. He is also frustrated by those strictures. “I feel boxed in, always singing romance songs,” he said. “I don’t want to sound ungrateful, but I would like to expand the horizons of my distributed work.”** 
Estos controles imponen regulaciones e invaden del espacio creativo del artista. Por tanto, no sorprende si las canciones románticas y 'fresitas' componen el repertorio safe del cantante africano.  Echa pa' lante del Gran Combo, la musica popular china, el texto de Sanborn...todos éstos dan cuenta de una compleja matriz delimitada por crisis geo-políticas y económicas, problemas con los que muchos no tenemos que ver en lo absoluto. Lo mejor que podemos hacer, por el momento, es mirar críticamente el pop contemporáneo. Estoy casi convencido de que la música en este contexto—música popular—puede ser la herramienta más eficaz que tenga el estado, la empresa privada, la escuela, la iglesia... Música para mantenernos bajitos, mirando pal piso.
___________________________________________
Referencias:
* El Factor Fred - Mark Sanborn (Currency/Doubleday, 2004)
** The New York Times (JImmy Wang | 15 de marzo del 2011)