miércoles, 16 de febrero de 2011

Livianito | José Luis Moneró

No soy fanático de los boleros, pero la trompeta de Don Moneró era una jodienda. This song is a pure jolt of guaracha-happiness. Lo tenemos en nuestra híper-realidad, Don Moneró. Prohibido Olvidar. Gracias a Roberto Ortiz Feliciano por develar puro arte, que siempre estuvo ante mis rockeras narices.