viernes, 30 de julio de 2010

We are Human

"Outwardness lost, at last, its imagined attractions. Only inwardness remained to be explored. Only the human soul remained terra incognita". - Kurt Vonnegut, The Sirens of Titan.

Pasión hoy en día es una mala palabra.

Belleza en nuestra actualidad es eufemismo de cursilería.

Reprimimos sentimientos, pasiones, apreciación a la belleza por un lado y por otro;

desenfundamos elitismo académico, sesgos ideológicos y construimos paredes con cinismo.

Estos son los síntomas de los que queremos ser "cool".

Ignoramos que padecemos de ignorancia,

pero si sabemos que podemos aparentar una condición opuesta a la que nos es ineludible.

¡Qué fácil se nos hace creer en bobadas con el único fin de cultivar mentiras convenientes!

Nos tomamos muy en serio.

Si tomamos en serio nuestro "tomarse en serio" olvidaremos la música de la risa y la poesía del llanto.

Estamos famélicos de arte y sedientos de pasión.

Lo único que nos interesa es la eficaz y costo efectiva violencia de un grito.

Valoramos la pasión si viene de un grito.

Nos parece extraño si se percibe a través del canto o de un llanto.

Nuestra percepción de "coolnes" hace posible la pasión como una vulgaridad.

jueves, 29 de julio de 2010

Da-sein (Autismo, sort of.......)

Todavía me falta para retirarme.

El otro existe. Aún hay que creer. Aún creo en el Amor.

La jodía híper realidad. Malditos sean los eufemismos ideológicos y las mentiras sociológicas.

La subjetividad no debe sugerirse como teología. Las fucking ideologías………

La intersubjetividad plena no debe ser teleología.

¿Por qué reírse de Diógenes? ¿Por qué hacerle caso a las ideologías? ¿Por qué reírse del señor Pignon? ¿Quién se atreve a burlarse de la risa?

¿Por qué negar que sea importante retirar la mirada al mundo ético y acercarla al mundo estético (o viceversa)?

Decir que el materialismo dialéctico es una mierda. Que Hegel era un pendejo. Que Kant un 'edificio'. Afirmar que la cueva de Platón es un “chinchorro glorificado” en la Loíza.

Despojar a Baudelaire de su fractal estética. Decir que Sartre se equivocó. Afirmar que Nietzsche tiene razón.

Negar la metafísica de la presencia. Quitarle la poiēsis a la poesía. Arrancar la technē de la ciencia.

Retirarse. Retirar la mirada al mundo temporal espacial tangible.

“¿Qué puñeta significa Symparanekromenoi?” – Miguel Adrover Lausell

Autismo (Da-sein, sort of...........)

“¿Qué puñeta significa Symparanekromenoi?” – Miguel Adrover Lausell

Retirarse. Retirar la mirada al mundo temporal espacial tangible.

Negar la metafísica de la presencia. Quitarle la poiēsis a la poesía. Arrancar la technē de la ciencia.

Despojar a Baudelaire de su fractal estética. Decir que Sartre se equivocó. Afirmar que Nietzsche tiene razón.

Decir que el materialismo dialéctico es una mierda. Que Hegel era un pendejo. Que Kant un 'edificio'. Afirmar que la cueva de Platón es un “chinchorro glorificado” en la Loíza.

¿Por qué negar que sea importante retirar la mirada al mundo tangible y acercarla al mundo de las ideas?

¿Por qué reírse de Diógenes? ¿Por qué hacerle caso a las ideologías? ¿Por qué reírse del señor Pignon? ¿Quién se atreve a burlarse de la risa?

Esta negación es eufemismo de ignorancia. La intersubjetividad plena no debe ser teleología.

La subjetividad no debe sugerirse como teología. Las fucking ideologías………

La jodía híper realidad. Malditos sean los eufemismos ideológicos y las mentiras sociológicas.

El otro existe. Aún hay que creer. Aún creo en el Amor.

Todavía me falta para retirarme.

miércoles, 28 de julio de 2010

Retrato de mi Autorretrato.



¡Coooooño! ¡Musicalidad Faustiana! Un ballet de zombies caribeños, eufemismos de los africanos decimonónicos. ¡Mmmmmmmm! ¡Rico Umami metafísico!

La trágica memoria la llevo a cuestas. Es la de mis padres. Es la de mi generación. Es la de este maldito pseudocuasipaís que amo y odio.

!¿Dónde carajo están los cojones?¡
La pregunta me la hago por que existe dialogicidad con los "baby boomers" de izquierda. Fueron nuestros padres y maestros aunque a veces parezcan payasos ignotos.

Pero tuvieron cojones y lo sabemos. Todo el "pastiche cultural" del mundo no pudiera encontrar paralelos con ser la primera generación después de la muerte de Hitler.

Pero como dije anteriormente, ya parecen payasos ignotos de su propia condición de payasos. Nos hizo reír por un tiempo el mantra "peace and love".

El Cristo que se niega a el mismo, Marx
Jesús, el que está seguro de que es Cristo. Los llevamos a ambos condensados en una bella utopía.

Ya los hicimos chiste pero aún prefiero reírme "con" ustedes en vez de reírme "de" ustedes. Todavía me atrae la utopía. Soy un oxímoron antropomórfico en mi generación.

Quiero cantar con palabras pero ya los oídos de la actualidad albergan demasiado detritus ideológico. Por lo tanto, mis oídos tienen igual o mayor contenido de mierda que los del otro.

Diógenes por favor guíame. No me dejes hacer del cinismo un fetichismo.........
Ya es tarde, soy un hipster boricua.

martes, 27 de julio de 2010

El artista, el arte y la actualidad (I):



“Lo que el pintor añade a la lona son los días de su vida. La aventura de la vida, precipitándose hacia la muerte”. - Jean-Paul Sartre.

Estoy convencido de que la escritura autorreferencial que se da en este y otros blogs es una masturbación metafórica del ser. El Narcisismo digitalizado es la ineludible patología del ciudadano de la blogósfera y del sujeto de la posmodernidad. Participamos y pecamos de forma ignota o consciente.

A continuación se presenta una participación patológica y consciente con la intención de comentar sobre el estatus de la estética actual. Mi ingenua apreciación, argumentos y posiciones de intelectuales marxistas y/o posmodernos serán empleados para tomar el pulso de la estética de la nueva orden.

Rabietas, pataletas, ideas, críticas, reportajes, reseñas, golpes de pecho, descargas afectivas......... Todos estos constituyen los síntomas necesarios para develar una genuina gestión creativa. Son la materia prima (memes) de la gestión artística de la modernidad.

En el caso particular del siglo XXI, estos memes constituyen una narrativa (o falta de) que muchas veces se puede interpretar como ruido o convolución conceptual. Resulta difícil identificar la expresión artística de valor estético en el violento torrente lingüístico (imágenes, símbolos, simulacros) que tiene como cauce la híper tecnología digital.

¿Qué se puede hacer para superar este síntoma? Afortunadamente, los síntomas son inmanentes. El lenguaje salta de medio en medio y se inserta en el aparato interpelador posmoderno determinado por los avances en la informática, una entidad hegemónica distinta a las instituciones del Estado, la Academia o la Religión. Por lo tanto resulta casi absurdo y fútil superar el síntoma.

La accesibilidad a la información, la mecanización de las relaciones intersubjetivas y el fetiche de la fama hacen de Warhol un profeta. La sed de reconocimiento en combinación con la interlocución cibernética mediada por la plasticidad del capitalismo hacen de la estética actual un fractal problema.

Aun así, el síntoma o problema, también representa una nueva matriz a la cual se pueden adherir nuevos paradigmas. El devenir creativo a raíz de la ya descrita patología sociocultural es un violento hecho:

"Mientras que el historicismo convierte el mundo en una exposición y a los contemporáneos que gozan de ella en espectadores indiferentes, solo el poder supra histórico de un arte que se consume en actualidad puede poner remedio a 'la verdadera necesidad e intima miseria del hombre moderno' ".
(Marcos Santos Gómez, Educación y filosofía: La crítica nietzscheana a la modernidad).

La creatividad dispone de los síntomas antes mencionados como combustible.
El síntoma es necesario pero no debe ser teleológico. La fragmentada y digitalizada actualidad son origen y límite de la gestión artística contemporánea.

Por lo tanto, resulta monumental la tarea de determinar la ruta de escape al síntoma. Es aquí en donde el artista puede validar su veracidad. Trazando la ruta de escape con las sensibilidades que hicieron de Van Gogh, Mozart, von Trier, Camus y Bergman luminarias. La rabieta y la pataleta debe trascender como una obra de arte que sea percibida como una 'realidad objetiva' por generaciones posteriores. En otras palabras, el problema yace en como gestar una expresión artística que sea la voz de una generación.

¿Cómo generar una ruptura de paradigmas para formar nuevos? ¿Cómo problematizar la psiquis colectiva cuando existen (aún) inquebrantables paradigmas demarcados por una actualidad fragmentada?

El artista aún debe disponer de las herramientas que permiten percibir la condición humana de su particular espíritu de la época. ¿Cuáles son estas herramientas? ¿Cómo puede el artista mediar una actualidad tan veloz?

¿Cómo puede el artista disponer de la híper realidad? ¿Cómo hacer entender a la humanidad que el cartógrafo nos engañó con un facsímil que se desintegra?

La oscilación histórica devela el espíritu de la época. Nuestra actualidad está representada por un acelerado desplazamiento pendular generado por una evidente híper tecnología. Por lo tanto, lo que el lenguaje en algún momento representaba o simbolizaba ya resulta perecedero. Lo que queda es la simbolización en el sentido zizekiano/lacaniano o en el simulacro baudrilliardiano.

El 'kernel' - Žižek - imposible de simbolizar o el 'desierto de lo Real' - Baudrilliard - deben ser los puntos de partida conceptuales e ideológicos para el artista contemporáneo.

El artista tiene un vasto desierto en donde puede plantar bandera y también dispone de una perpetua eyaculación de imágenes y nuevos medios para dar nuevas simbolizaciones y simulacros. Lamentablemente muchos artistas aún insisten en encontrar verdes espacios, cayendo en un anacronismo que protracta.

Es inevitable percibir una ansiedad y desasosiego en este y muchos otros blogs o medios análogos. Nuevos memes académicos (pos-posmodernismo) se adhieren a la complicada urdimbre teórica que se actualiza cual sistema operativo de Microsoft.

Crear con sensibilidad y la noble intención de ser 'trascendental' siempre ha sido el cénit del artista. Hoy día esta misma condición se da en un hostil y ruidoso campo de batalla.

Es muy probable la posibilidad de que la gestión auténticamente artística se diluya en un mar cada vez más tempestuoso y sublime. Se percibe la actualidad como límite y génesis de la proliferación artística.

¿Qué factores van a cernir la obra efímera y sintomática de la que atienda mejor los malestares y la condición humana?

Una nueva estética, acorde con el desarrollo técnico científico y con los nuevos paradigmas culturales y socio demográficos, se presenta como una posible respuesta a la interrogante anterior. Suena familiar, ya que esta dialéctica se lleva dando desde que el hombre pintó su mano por primera vez.

Pintura: Jean-Michel Basquiat's "Mona Lisa" (1983).

domingo, 25 de julio de 2010

Mi ingenua reseña crítica de: Inception (Christopher Nolan, 2010)


Nota: "Spoiler alert". Se recomienda la lectura de la reseña después de haber visto la película.

Inception es tremenda película. Es evidente un dominio de las teorías psicoanalíticas lacanianas y de la filosofía de Jean Baudrillard. La fractalidad de la narrativa deja claro una gestión literaria de carácter borgiana. Los paralelos con The Matrix son claros. Aún así, la sensibilidad estética es mucho más poética y literaria que la de los hermanos Wachowski (véase la reseña hecha por Diana Campo vía Arturo_Ulises en twitter)

Mas allá del dominio estético, el marco teórico de rigor académico y la tecnicidad fílmica, también es evidente el conocimiento y la apreciación que tiene Nolan sobre los géneros trabajados en la post guerra (film noir, heist films). Nolan trabaja magistralmente el género del 'heist' dándole una convolución refrescante e ingeniosa.

Los elementos básicos del 'heist' son trabajados: roles particulares para cada miembro del equipo y el 'robo' (que en este caso no consiste en el hurto de un objeto que ocupe una posición temporal espacial tangible) de una idea de valor subjetivo y objetivo.

Nolan lleva la narrativa familiar del filme 'heist' hasta cierto punto, pues se puede concebir la película como un 'anti-heist'. El equipo en vez de robar un objeto tangible, tiene que implantar una 'idea'. El robo al inverso, un Inception.

Espero con ansias la opinión de Žižek sobre esta trascendental película. Un faro de luz en la mediocre oscuridad fílmica que ha sido este verano. Inception es el 'tótem' que recuerda la existencia de la auténtica gestión cinematográfica.

jueves, 22 de julio de 2010

Zapatos


“From the dark opening of the worn insides of the shoes the toilsome tread of the worker stares forth. In the stiffly rugged heaviness of the shoes there is the accumulated tenacity of her slow trudge through the far–spreading and ever uniform furrows of the field swept by a raw wind. On the leather lie the dampness and richness of the soil. Under the soles stretches the loneliness of the field-path as evening falls. In the shoes vibrates the silent call of the earth, its quiet gift of the ripening grain and its unexplained self-refusal in the fallow desolation of the wintry field. This equipment is pervaded by uncomplaining worry as to the certainty of bread, the wordless joy of having once more withstood want, the trembling before the impending child bed and shivering at the surrounding menace of death.” – M. Heidegger

La obra de Vincent van Gogh y el análisis de Heidegger tienen una ineludible correspondencia con la imagen de los zapatos de mi padre………

Referencias:

A Pair of Shoes (1885), Vincent van Gogh

Fragmento del ensayo: “The Origin of the Work of Art” por Martin Heidegger

miércoles, 21 de julio de 2010

Antagonías Celestes

El primer Dios, la original Causa Originaria, el gran emisor de partículas que también son ondas. No me es posible mirar tu cara. Castigas con un aumento descontrolado en la energía cinética de las partículas que me rodean y de las que estoy hecho. Eres un férreo padre.

Ladrona de luz, halas el mar. De la noche eres disidente. Tu hurto me guía en la oscuridad. Luz robada para ser regalada. Eres Robin Hood hecho satélite. Me es posible ver tu cara. No hay fotofobia pues iluminas sin deslumbrar.

¿Se ha dado cuenta Helios que robas de su fuego para transmutarlo a poesía lumínica? ¿Sabrá el Sol que me acaricias todas las noches con una luz que no te pertenece?

El gesto de compasión lunar me hace de la noche un hijo. La violencia luminosa del Sol me hace del día un desertor.

lunes, 19 de julio de 2010

"¿República Bananera?"

Mi organismo salió de la seguridad y del confort. Saqué a la calle mis piernas. Expuse mi cara al Sol.

Mis oídos escucharon reclamos y canciones al son de una música que es enciclopedia de emancipación y lucha. Los ritmos de las canciones de protesta fueron un legado de los esclavos.

El sudor corría por mi cara. Mi garganta se secaba (detonaciones)............

Nuevamente se oyen disparos al lado de mi casa. Me veo obligado a interrumpir mi relato sobre la marcha. Una combinación de náusea, indignación y miedo me motivan desviar mi intención previa.......

¿Cómo es vivir en un país de "primer" mundo? Esta pregunta se hace inevitable. Tampoco sé lo que es vivir en un país de tercer mundo. He experimentado una realidad escindida de la razón, pues la identidad colectiva del puertorriqueño es una adolescencia perpetua.

No soy ni de aquí ni de allá. En Latinoamérica no soy latinoamericano aún cuando hablo español. En Estados Unidos no soy americano aún cuando poseo un pasaporte estadounidense.

Vivo en Puerto Rico, en el siglo XXI. Mi actualidad es el aborto de una monja (España) impregnada por un sacerdote (Estados Unidos de América).

La situación sociopolítica es una ensangrentada y necrótica realidad, fruto de la unión entre una protractada condición colonial (500 años) y un monstruoso golem neoliberal y globalizado.

Somos el estudio de caso perfecto para poder identificar todas las patologías del colonialismo y la globalización. Puerto Rico es el pus y la mierda de un horrendo híbrido geopolítico.

Nuestro orígen es a raíz de la inmoralidad y el ultraje. Cargamos con una paradójica conciencia colectiva: el pueblo es ignorante e indiferente pero aún así percibe una patología o síntoma que no puede describir.

La condición ignota del puertorriqueño es una perplejidad sociológica. Insistimos en perpetuar nuestra enfermedad, nuestra falta de cultura, empleando eufemismos e indiferencia.

Ya no podemos acusar a los imperios de nuestra falta de educación. Razón por la cual somos culpables de que el enfermo legado histórico siga adherido a nuestra idiosincrasia.

Todavía el puertorriqueño no siente vergüenza de su patología que es precisamente la enfermedad de la puertorriqueñidad. Todavía el puertorriqueño carece de perspectiva histórica (global y local). Todavía el puertorriqueño intenta llenar su vacío de identidad con el facsímil de patriotismo que se ve en los Juegos Centroamericanos o en concursos de belleza.

Estamos colectivamente convencidos de que nuestro valor aún se limita a lo que los europeos valoraban de los animales y los negros esclavos. Aún creemos que estar educados consiste (solamente) en el adiestramiento exclusivamente técnico-científico y positivista que hace posible un químico en una farmacéutica o un astronauta en la NASA.

La sensibilidad intelectual, artística, inquisitiva y crítica de la verdadera educación universitaria no forma parte de la agenda ideológica del gobierno en turno ni de la educación de la mayoría de los puertorriqueños.

"Desafortuñadamente" lo que vale es la "utilidad", demarcada por valores neoliberales y de austeridad. Estos valores devalúan el valor humano. La indiferencia y el cinismo encuentran terreno fértil.

El "jíbaro" (de "la isla" o "del área") boqui abajo, acomplejao' y sin educación genuinamente universitaria, es el responsable de 'arar' el terreno. El puertorriqueño enfermo de puertorriqueñidad es hipnotizado por "musicales" apellidos y deslumbrado por blancos tegumentos. Baja la cabeza ante el alfa que le recuerda a sus hispanos y anglosajones amos. Se nos olvidó como ahogar a Salcedo.

Ayer participé de una marcha en repudio a la represión y a la violación de derechos civiles. Mientras escribía en relación a los eventos de la manifestación, puertorriqueños en avanzado estado de puertorriqueñidad, vaciaban sus armas de fuego.

La responsabilidad que tenemos es grande y difícil. Tenemos que gritar con una voz de razón y consciencia para tratar de ahogar los ladridos de puertorriqueños que ya no saben hablar. Tenemos que gritar con una voz de razón y consciencia para que escuchen puertorriqueños que se tapan los oídos.

La barbarie y la indiferencia son demonios que hay que exorcizar. Ya hubo huelga. Ya se levantó la voz en contra de la represión. Me veo cautelosamente tentado a hacerme la cargada pregunta: ¿Y ahora qué?

sábado, 17 de julio de 2010

Αγάπη

¿Qué es esto? ¿Qué es toda esta mierda que me rodea?

Estas fueron y son las preguntas universales que me hice ayer, niño, de forma ignota. Me las hago hoy, adulto, más ignorante aún.

¡¿Soy el "único"?! ¡¿Estoy "solo"?!...

Estas condiciones fueron mis ansiosas incógnitas...

Soy un fucking ser humano. Hoy me siento y me pienso. Mi humanidad se hace poéticamente inmanente.

Amo. Soy un romántico de mierda en la primera década del S. XXI. Una patológica y fatal condición, pues aunque amo; todavía no se qué carajo es toda esta mierda.

Me quedo sin entender por que soy una mierda rodeado de tanta mierda.

¿Será que todo esto es mierda?

¡Pero soy un romántico cojonú, PUÑETA!
No por que amo a la humanidad; pues mi romanticismo es muy fatal para considerar el Amor como una ideología colectiva.

Ya el cristianismo ha fracasado atrozmente al emborracharse con la sangre de su propia Iglesia, su pueblo. Es irónico pues el último mártir debió haber sido "Cristo". Ignoraron por completo al carpintero de Judea.

Existe la idea del amor en el cristianismo, pero la considero erosionada en el mejor de los casos. Con el actual Vaticano la considero obscena. En la Edad Media odiaban creyendo que amaban.

Me gusta más la idea que tengo yo (aunque siga teniendo residuos judeocristianos). Me resulta mejor pensar, sentir y experimentar mi propia idea del amor que tiene como influencia directa la voz de mi madre.

Como dije anteriormente, mi condición de soledad era una ansiosa incógnita. Mi apreciación del amor me hizo posible mirar a los ojos de la que hoy llamo mi esposa. No estoy solo, no soy el único. El sublime númen de los ojos de Carla es respuesta a la incógnita y sosiego a la ansiedad.

La certidumbre del amor me hace posible reír y escribir pseudocuasipensamientos sobre las incertidumbres de la existencia.

Pseudocuasipienso por que amo. Amo por que me amaron. Este monstruoso y cursi ejercicio lógico hace posible que usted lea lo que aquí se escribe.

Se que estoy vivo; amo. Se que me voy a morir; habré amado.

Este poético axioma, en este mundo de mierda, es Consuelo (el nombre de mi abuela, la que amó a mi madre).

viernes, 16 de julio de 2010

Prometeo

- The poet, the genius, man himself in his most exalted image, cry out simultaneously with Satan: "So farewell hope, and with hope farewell fear, farewell remorse............ Evil, be thou my good." It is the cry of outraged innocence. - (Camus, 1991 pp. 48)

Puedo percibir una nueva faceta, una nueva refracción lumínica. Se hace más evidente una nueva interacción poliédrica.

Mi tejido conceptual e ideológico (mi subjetividad) adquiere nuevas hebras. Hay nuevas interconexiones sinápticas.

Se añade a mis herramientas de interacción intersubjetiva el coraje. La mesura, la empatía, el civismo y los eufemismos se desplazan para dejarle un espacio a un nuevo par de cojones metafóricos.

Un ímpetu misantrópico se origina de la frustración. No quiero describir las condiciones de mi ser. Prefiero revolcarme en el fango de la misantropía.

Hacen falta las rabietas y las pataletas. Quiero ser antítesis de la tesis. No es fácil pataletear cívicamente pues no tengo estámina para la síntesis.
Mi voluntad de poder, mi deseo, aún está impregnado de inseguridad. Se quiebra mi voz. Sube la sangre a mi cara.

¿Por qué se quiebra la voz cuando sale del ser? ¿Qué fuerza amenaza con quebrar la protesta con un llanto? ¿Por qué es difícil gritar? ¿Por qué hay tartamudeos? ¿Por qué hay "tacos" en la garganta?

El miedo y la inseguridad suprimen la voluntad de agenciar la emancipadora agenda, tanto colectiva como individual.

Queremos hacer del caos una fórmula, y de la fórmula queremos construir una asfixiante y utópica simetría (moralidad).

El enmarcado ético del Zeitgeist se convierte en un totémico amuleto de las hegemonías. La sociedad prescribe conductas. Cargamos con interpelaciones que se hacen anacrónicas y rígidas.

Ya es hora de gritar. Ya es hora de hacer tartamudear a las hegemonías.
La pregunta es: ¿Cómo? ¿Con el látigo? ¿Con el carimbo? ¿Con los dos? ¿Con ninguno?

Referencias:
Camus, A. (1991) "The Rebel: An essay on man in revolt (L'homme Revolte)", Vintage Books, New York.

jueves, 15 de julio de 2010

Lost

Dark beauty. Blinding light. Lyric courage. Sweet vengeance...............

Poetic rage, where are you?
Thunderous River of Knowledge, are you aware of my thirst?

Monstrous reality, your grip is too tight. Please release me!

Tender bosom. Sweet perfumes. Beautiful euphemisms.............

Oh Triumphant Quijote, where are you?
Romantic and chivalrous love, are you aware of my melancholies?

Dangerous cynicisms. Persuasive rhetoric. Nihilistic memes...........

Where to go from here on? Are we gypsies of thought?

Language is a tricky thing.

Querida Academia:



Despertar de sentimientos combativos y revolucionarios hacia el mismo sistema que se hace llamar bálsamo y oasis de revolución y disidencia.

Hoy día mí generación que lucha al pie de la torre de marfil - dándole con la cara al jodío estado - también tiene que librar una lucha contra los que están al tope.

Muchos de mi generación (que pueden ser hasta diez años menor que yo) están jamaqueando los cimientos de la torre de marfil mientras reciben la macana. No se sabe si los cimientos de la torre bambolean a causa del movimiento generado por la fuerza de un impacto externo o interno. Es decir: ¡O luchan por que les dan o revolucionan por que piensan!

La torre de marfil no puede negar el jamaqueón. El estado ni siquiera sabe que existe una demacrada pero aun evidente democracia. Todavía contamos con el consuelo de que la academia conserva el desgastado legado de Pericles. Se merecen todo el respeto y hay que aceptar que muchos bajaron de la torre.

Tenemos mucho que aprender y la actualidad amenaza con Schatz y Fortuño (con una democracia de valores boricuas que cada día se parece más a una democracia de valores italianos, o fascismo a la Berlusconi, sin alusión a un plato de comida de un restaurante italiano avant gard).

El tiempo es una perplejidad que se hace cada vez más perpleja gracias a la híper tecnología. Las "distancias" entre las culturas se acortan. La clase media baja que se monta en un avión cada cinco años a vulgares destinos se puede beneficiar de "nuevas rutas" y "cortas distancias".

¡Gracias Oh Señor Internet! ¡Tus hijos post modernos, súbditos de Steve Jobs y Bill Gates, amenazamos con comerle el culo al autoritarismo naciente en esta actualidad fruto de su madre; la señora globalización: esposa del señor capitalismo neoliberal angloamericano!

Las ideologías se convierten en fetiches. Los fetiches en Dioses y los Dioses en bienes materiales. Eso lo sabemos gracias a la ideología hegeliano marxista; viva en nuestro legado. Todavía a los que están al tope les agradecemos a su más noble bufón, el hippie. Les agradecemos a Carl Sagan y a Lenny Bruce. Kerouac y Carlin son nuestros héroes.

Les agradecemos las ideologías infundadas que nos permiten adherir y modificar nuevas ideologías para darnos cuenta de que es futil eludir las ideologías. Les agradecemos sus cariños y ternura. Llevamos todas sus enseñanzas (religiosas, filosóficas y socioculturales) en el equipaje. Aún conservan lustre lingüístico. Aún son poieisis.

Confieso a veces suenan a música. A veces saben dulces, a veces amargas. A veces son razón, otras veces irracionalidad. Siempre están presentes y hoy día envejecen aceleradamente.

¡Nuestra generación tiene prisa! Se acerca una vorágine que nos hace desconfiar y temer. La incertidumbre y la confusión a causa de nuestra juventud desesperan. Ya no somos adolescentes. Somos los primeros universitarios del siglo XXI y los últimos del siglo XX. Pasamos por septiembre 11 y sabemos lo que pasó en la Europa de la primera mitad del pasado siglo.

Estamos bien educados. Sabemos que hubo fascismo. Sabemos que hay un Large Hadron Collider. Sabemos que es un gif. Sabemos quien es Zack Galiafinakis. Leemos a Kierkegaard. Hemos visto el largo bigote de Nietzsche en You Tube. Aprendimos a amarrarnos las corbatas por You Tube. Facebook nos deshumaniza. Ya la televisión aburre. Haití, Darfur, Irán y Afganistán; alarmantes "soundbites" bélicos. Se nos va a hacer mierda el planeta.

Estamos ineludiblemente asimilados y no nos importa. Somos "escoria post modernista".

Todavía queremos salvar el planeta pues conocemos el Mito de Sísifo de Camus. Aún recitamos poemas.

Por favor déjennos recitar. Déjennos cantar nuestras rockeras, reggaetoneras y raperas poesías. Déjennos decirles como vemos La Perla a través de los ojos de Residente Calle 13. Déjennos explicarles como entendemos la poesía Baudeleriana a través de la banda Fanfarlo. Por favor escuchen cuando les contemos de las barbaridades que salen en el programa Chapelle Show. Abran sus percepciones cuando les hablemos de Avatar. Entiendan por qué un iPad esta cabrón. No ignoren el peligro y la virtud del Internet. Observen a Lady Gaga.......

Por favor despierten al espíritu de la época actual. Vamos a traer un poco más de materialismo dialéctico. Vamos a olvidarnos de eufemismos y aceptemos que el socialismo comienza ser viable nuevamente. Perdonen nuestros "faux pas" lingüísticos.

Ya estamos trabajando nuestro propio triunfo. Ya empezamos a escribir nuestro manifiesto de emancipación.

Somos los universitarios anglo americanizados del año 2010. Somos estudiantes boricuas. Nos hacía falta la IUPI pues tenemos una utópica sed de libertad que la helena fuente de la academia ayuda a saciar.

Aún amamos a Grecia. La belleza es importante y lo racional tiene argumentos bastante persuasivos.

El existencialismo, PS3, comics, cine y la mecánica cuántica forman parte de un eterno desfilar de posibilidades que se desplazan a una increíble velocidad. Con tanto bombardeo de imágenes, el lenguaje se erosiona, cual vírgen marmórea de María Magdalena de Pazzis.

La convolución de ideas a partir de tantas posibilidades es inevitable. Es evidente la confusión gracias a la convolución conceptual; pero por favor tengan en cuenta que de las convoluciones proteicas origina la macromolécula Hemoglobina.

Necesitábamos de sus reconocimientos y regaños. Pero necesitamos más de nuestro novel ímpetu revolucionario para resistir el embate de las hegemonías tanto académicas como políticas.

No podemos pedir permiso para ser cojonus e hijos de puta (no me refiero a meter piedras en un bulto, ni tampoco a "Che-Marleys" que casi siempre son "Guaynabichos"). Tenemos que dar candela para poder seguir siendo revoltosos y poder evadir el carimbo de la academia y el látigo del estado. La irracionalidad y el absurdo son herramientas bélicas (armas) que podemos sacar nuevamente. Tenemos perspectiva histórica y late la posibilidad de que el látigo se cambie por
una pistola de aire:



Estamos caga'os pues nos toca luchar. El enemigo es una monstruosa hydra.
Necesitamos de sus consejos para cortar las múltiples cabezas que se originan del mismo tajo que ustedes dieron.

miércoles, 14 de julio de 2010

Der Geist ist Knochen (Spirit is bone)

Una percusión de vítreos matices se emite con cada paso que doy sobre una alfombra de calcáreas formas.

La música del espíritu hecho hueso, materia, recuerdo de la limitación temporal espacial que comparto con el caos sistemático; rebelión metafísica, mi condición ontológica.

Un pedazo de espíritu óseo, un pedazo de coral calcáreo; cínicas obscenidades y gélidos excrementos, frutos del jardín de Hades.

Caronte navega la putrefacta Estigia. El barquero se burla de mi caprichosa contemplación existencial. No soy ni el primero ni el último.

Los que después participen de la mortuoria sinfonía, lo harán sabiendo que el excremento calcáreo no le debe envidia numérica a los gaseosos astros.

sábado, 10 de julio de 2010

Ex Nihilo

Hoy escribo aquí. Ahora ya es después. Hoy era ayer y también será mañana. Mañana jamás será ayer.

Hoy no existe, lo que se percibe es la perplejidad de un devenir fractal e ilusorio, malestar del ser y el sujeto que insisten en levantar el telón, aun cuando desconocen la inevitable revelación de la inmanencia de la nada. La fragmentación ilusoria es la realidad que aporta datos sensoriales que se adhieren a la simbolización subjetiva involuntaria que llamamos sueños.

Los sueños son un ineludible síntoma de la condición humana. En ellos se recogen los orígenes y limites de nuestras emotivas patologías y catarsis que se subliman con el pasar del carruaje cosmológico. ¿Qué guarda un sueño? ¿Qué deseos se olvidan después de intérvalos temporales casi imperceptibles? ¿A que se debe el perpetuo eludir del significado contenido en el tejido de los sueños?

La 'realidad' tiene un pragmático y tangible atractivo. Tiene correspondencia con aquellos datos que constituyen nuestras ideológicas creencias. ¡Qué útiles son (ideologías y creencias)!

Wake Up



Las gargantas de las musas emiten canciones que queremos cantar, es fútil tratar de reproducir el canto de las musas. Muy probablemente el canto de estas deidades es simplemente aburrimiento cosmológico. Algunos piensan que es episteme numinoso. De cualquier forma que se contemplen las dos condiciones (aburrimiento cosmológico/episteme numinoso), no se deja de manifestar un optimismo metafísico. La relación optimismo y pesimismo esta anclada a la condición humana, haciendo de la vida una gestión sisífica.

La música son las palabras del lenguaje de las musas que nosotros los mortales llamamos poesía. Las musas son caprichosas y comemierdas, no le hablaban a todo el mundo. La humanidad las castiga con el enmarcado positivista.

Aun así, están conscientes nuestros malestares. Se sienten celosas del triunfo de la perspectiva antrópica y del Large Hadron Collider. Saben que la razón es muy buen facsímil del sonido y la dinámica de sus voces. Saben que la filosofía forma parte de las herramientas que dispone el ser humano para poder decodificar sus más ancestrales y monstruosas canciones.

¿Podrá la humanidad decodificar la meta narrativa que se encuentra contenida en leguaje de las musas? Si decodificamos los símbolos y nos encontramos con que las risas debieron haber sido lagrimas; ¿que haríamos?

Estamos muy lejos de acercarnos a tan excitante y aterradora posibilidad. Las herramientas heurísticas las tenemos, lo que nos falta es la tecnicidad que solo puede proveer la praxis de nuestro facsímil. Tenemos que revisar y actualizar nuestro post moderno y fractal sistema de símbolos. Hace falta la filosofía.

Tenemos que refrescar nuestras gargantas con las aguas helenas y hegelianas. Hay que configurar las nuevas posibilidades de encontrar conmensurabilidad. Hay que pensar la utopía, vivir el amor y hacer la poesía, en fin, hay que ser arte.

La necesidad ontológica y existencial de ser arte se da por una sociedad patológicamente cínica. El fetichismo se desplazo de metafísico a económico. El valor de la labor de un sujeto se cuantifica de manera nefasta y carente de sensibilidad.

Las musas que cantaron en los oídos de idealistas, místicos, metafísicos, poetas, filósofos vuelven a cantar. Las canciones no recogen una formula tangible para la praxis pues estamos en una actualidad posmoderna, antítesis de la tesis de la modernidad. Tal como el movimiento dialectico sugiere, se debe originar una síntesis a partir del movimiento de los elementos contrarios.

La conmensurabilidad hegeliana se hace posible en la gestión utópica y sisífica. No en las utopías. Gestión utópica es la síntesis a la antítesis posmodernista. Sísifo y su melancolía (eterna condena de los dioses) suben la piedra (gestión utópica). Solo cuando media la rebeldía, Sísifo se atreve a disponer de su eterna melancolía para hacer la gestión utópica de vivir con el fin de Amar.

Otra más para el Lyric Love Letter (II)



"Lo bello, el estilo no radican en una sola forma sino en la armonía de la forma dispuesta para alcanzar un resultado" C. Baudelaire

Amor. El ser orgánico consciente de su subjetividad, aun no puede desenredar de la urdimbre lingüística tan numinoso nudo.

La música sigue siendo la voz que sale de las gargantas de la musas.



La poesía sigue siendo es el esquema arquitectónico y estructural que hace posible la morfología de una bóveda clásica que se suspende sobre un plano. Los datos sensoriales emitidos por la creación poética (bóveda clásica) confirman que la poesía media entre la belleza y el arte. Cuando se da esta mediación surge la virtud estética par excellance: la armonía.



Existen dos perspectivas en el argumento anterior que son necesitadas de descripción. Las perspectivas pueden ser cenitales (te estoy mirando)
o desde el plano (me estas mirando).

Son perspectivas que pueden aparentar ser infinitamente paralelas pero nuestra intersubjetividad agencia una intersección. El punto de encuentro entre ambas perspectivas es el origen de un orgasmo intersubjetivo.



Las dos percepciones pueden oscilar de forma dialéctico hegelianas. Surge un intercambio de bienes que ineludiblemente se transmutan a fetiches en la economía matrimonial.



La diplomacia es fundamental para sostener la aparente y artificial simetría en las transacciones intersubjetivas conocidas como matrimonio. El reclamo de individualidad y el rechazo a la autoridad por ambas partes es el combustible necesario para generar la íntima conmensurabilidad que deja ser artificial en el momento en que siento tus labios y miro tus ojos.



Te amo con toda mi subjetividad, con toda racionalidad e irracionalidad. Te amo como a un perro le gusta ladrar. Te amo como a Sócrates le gustaba pensar.
Mi teleología existencial coquetea con la metafísica cuando me doy cuenta de que soy tu esposo.



Estoy casado con una Reina numinosa que me guía con su simple ser que emite datos sensoriales conocidos como luz. Eres la hija de Minerva y Helios. Eres episteme y poiesis. Divinidad luminosa y sabia, paradójicamente atea pues tu perspectiva cenital te hace conmovedoramente ignorante a tu condición de numen. Eres sabia por que no lo sabes, brillas por que te es imposible ver tu propia luz.

jueves, 8 de julio de 2010

Monsieur Auguste



“La más rígida delicadeza ha guiado la pluma del autor, hasta el extremo que, para la mayoría, el carácter principal del protagonista resulta enigmático.” – Josef Méry.

El Gigante de Liubliana

Žižek (de forma fragmentada o mejor dicho; en forma diluida) expone su subjetividad con la mayor vulgaridad posible. Por vulgaridad me refiero a misantropía, por misantropía me refiero a odio al hombre. ¿Por que misantropía es eufemismo de vulgaridad? ¿Pudiera ser que la vulgaridad sea eufemismo de catarsis? ¿Qué entramado se está tejiendo en el Real lacaniano (mejor dicho, zizekiano; ya que no conozco a Lacan en la teoría)?

Zizek está insertado en la hermenéutica y la epistemología escrita y teorizada en los últimos 2,500 años.

¿Quién carajo sabe de lo que esta hablando
Žižek? ¿Quien carajo en la Alemania decimonónica iba a entender la Fenomenología del Espíritu de Hegel o el concepto fetichismo de bienes? En la Europa nórdica del S. XIX, ¿quién carajo se atrevía a criticar a Hegel? ¿Que puñeta significa Symparanekromenoi? ¿Le importaba a Hitler lo que significaba Dasein? ¿Por qué Diógenes se frota la barriga?

Zizek, en alguna de las entrevistas antes mencionadas, comenta que al principio no entendía a Lacan. Es refrescante encontrarse con semejante vulgaridad académica. Es un 'Born again Communist' que dice que los vegetarianos son degenerados. La antonomasia: Lenny Bruce de la filosofía, puede ser un faux pas en la elite académica de la actualidad:

Aun así, dicha antonomasia es apropiada para que los sujetos interpelados por un enmarcado simbólico post modernista puedan empezar a 'estructurar' los fundamentos necesarios para poder interesarse en Žižek. El hecho objetivo que media este interés en mi caso particular es la diáspora puertorriqueña, que tiene como efecto causal la lectura de Sublime Object of Ideology.

Mi actualidad -globalizada, digitalizada, fragmentada, colonizada, toxificada de capitalismo neoliberal y post modernizada- resulta ser tierra fértil para que germinen el cinismo patológico y la monstruosidad irresponsable. Ninguna de las dos alternativas es costo efectiva.

De
Žižek percibo una alternativa ideológica que según la lectura que se le de, su obverso puediera ser 'monstruosidad cínica' (develada por chistes, razón por la cual los eufemismos y las antonomasias son vitales para tratar de entender a Žižek).

Los chistes vulgares y su pasión por el cine hacen de
Žižek una figura 'accesible'. Pero realmente; ¿quién carajo entiende a Žižek? ¿Quién carajo entendía a Lenny Bruce en la la era de Vietnam?

Aproximarse a potencialmente estéril labor de leer a Žižek es posible a través del cine y la actualidad popular global. Teóricos como Derrida también disponen del cine como medio pero Žižek lo utiliza de una forma más accesible. Esto suena paradójico ya que Žižek participa de la apreciación fílmica con su subjetividad y como dije anteriormente; ¿Quién carajo entiende a Žižek?

¿Es posible adherirse intersubjetivamente a los argumentos del bufón de la corte?
La oscilación dialéctica de amo/esclavo tiene su reflejo en la relación intersubjetiva de Rey/Bufón. El Rey encierra simbólicamente el enmarcado ideológico del Estado, el bufón de la corte es cínico representante de los malestares y síntomas históricos de la actualidad sociopolítica. La figura del bufón (vista desde la óptica de Kurosawa) puede arrojar más luz a la relación previamente mencionada:

El resultado es un Japón Feudal con un plural y heterogéneo sistema de capas que termina con la experiencia misma de Kurosawa (japonés consciente de su actualidad a raíz de la segunda guerra mundial). Después de la segunda guerra mundial se dan las condiciones necesarias para explorar un nuevo medio artístico (cine) desde las perspectivas psicoanalistas o hegeliano freudianas (freudomarxistas).

Shakespeare interpela al mencionado cineasta a extrapolar su subjetividad japonesa y exponerla al orden simbólico expuesto por su obra. Sin embargo, Kurosawa a través de su apreciación del Rey Lear de Shakespeare le da un papel protagónico, sardónico, cínico y paradójicamente sabio al bufón.

En un plano formalmente académico, Žižek se expone a la interpelación académica de su época y al psicoanálisis lacaniano produciendo un estilo teórico y crítico difícil de categorizar, haciendo necesario la incorporación de chistes y referencias a la cultura popular. Žižek es una monstruoidad bufónica de la corte, como lo fueron Kant, Hegel, Kierkegaard, Marx, Freud, Nietzsche, Heidegger, Sarte, Lacan, Bukowski, Bruce etc.

Sintetizar la subjetividad de
Žižek bajo paradigmas actuales resulta ser una dantesca labor. Žižek reconoce este hecho, postulándose para presidente de Slovenia en la década de los noventa y llevando a cabo controversiales debates con los pensadores y la academia actual:



Estuvo cerca la posibilidad de que un bufón se hiciera rey de la corte en un país de la Federación Yugoslava.
Žižek contempla este hecho y reconoce que formar parte de la oficialidad del estado seria algo muy vulgar. Consideró más importante, poético o noble ser un perma bufón. De esta forma pudiera continuar su obsesiva e histérica gestión. A través de dicha gestión teórica y crítica es posible percibir que Žižek está monstruosamente comprometido, hasta dos libros por año. Es imposible ignorar la posibilidad de creerle al bufón de la corte.

El cine resulta ser un nuevo medio con el cual se puede mediar el orden simbólico de forma alternativa. El bufón de la corte neoliberal y capitalizada es Hollywood. Kurosawa y
Žižek reconocen gran parte de los síntomas del sujeto globalizado.

La accesibilidad percibida se da bajo la condición del voraz y apasionado consumo cinéfilo de
Žižek. El Don Giovanni de Mozart o Beethoven sirvió de sistema práctico al idealismo alemán. Žižek insiste en disponer del cine de la misma forma (medio nuevo) con el fin de enmarcar sus ideas y presentarlas a un publico masivo (aun así sofisticado). Su gestión teórico-literaria va dirigida a agitar los cimientos de la academia P.M.

Dos ingredientes fundamentales para categorizar a un filósofo como continental, interpelar la burguesía del momento (en términos académicos). Razón por la cual hay grupies de Žižek y se le ha identificado como el Elvis Presley de la filosofía. Sobran las antonomasias plagadas de eufemismos (apodos, títulos) para referirse a Zizek.

El filosofo reconoce el poder del lenguaje y del inconsciente como antonomasias, metonimias y metáforas transfiriéndose etérea y perpetuamente, incapaces de agarrar la esencia de los universales. Razón por la cual las imágenes digitalizadas y fílmicas constituyen un preen simbólico fértil para explorar los orígenes y los límites del inconsciente: una matriz mediada simbólicamente a través del lenguaje.

La matriz antes mencionada esta constituida por mediaciones simbólicas, errores y repeticiones históricas que dejan un legado epistemológico vulnerable a la Deconstrucción de Derrida y al psicoanálisis de Lacan.

El constante y acelerado generador simbólico (Internet) media para hacer posible la contemplación de la actualidad a través de una cultura técnico científica global continua, creciente y neoliberal. Según mi limitada y humilde percepción de
Žižek, no es posible extrapolar una solución o formula tangible, mucho menos sistemática. Pero a través de la óptica de Žižek se pueden argumentar nuevos discursos que develen los síntomas para poder agenciar la praxis de sistemas ideológicos, aun presentes en la actualidad, contrario al discurso académico y trillado del fin de las ideologías.

De aquí surgen muchas de las adhesiones a
Žižek por parte de la izquierda abrumada por el triunfo de la derecha materializado por la inquebrantable plasticidad del capitalismo. Žižek provee un respiro de alivio a la izquierda con su discurso a favor de una revisión de los conceptos marxistas y leninistas, hasta el punto de colgar una imagen de Stalin justo en el centro del campo visual de cualquier visitante que abra la puerta de su hogar. El uso de esta imagen encierra parte de su discurso en cuanto a las ideologías. El cuadro de Stalin desplaza o problematiza los paradigmas y las pre concepciones (tanto erróneas como acertadas) que se tienen sobre Žižek y su pensamiento. Hay que aproximarse a dicho pensador con un enmarcado ideológico flexible y fractal, de esta forma dicho enmarcado resistirá el embate de sus monstruosos argumentos.

En el texto de
Žižek, particularmente en Sublime Object of Ideology, se puede percibir una gestión hermenéutica y epistemológica de tal magnitud, que solamente de la academia formal pudiera surgir el apodo Madman of Theory.

viernes, 2 de julio de 2010

International Philosophy (Alemania vs. Grecia)


Monty Python is a philosophical tradition that has not been theorized enough in the contemporary academic discourse. What a shame. Their ontological account on the being of a parrot is formidable.

jueves, 1 de julio de 2010

Žižek y la actualidad política del cayo.

Cierto es que se firmó un acuerdo que dejó abierta la posibilidad de una cuota en enero. Es evidente como el gobierno dispone de su poder para capitalizar en un vacío lingüístico. Hay que reconocer que el gobierno ha hecho una apresurada pero hábil artimaña política. ¿Era imponer cuota en enero del 2011, o era imponer una cuota para enero del 2011, una vez estuvieran abiertos los portones? Después de que se ratificó el acuerdo (categorizado por el Secretario de Estado como un simple "papel") se asignan cuatro síndicos alineados a la agenda política del partido en turno. A la luz de éstos eventos, el triunfo de los estudiantes se diluye y el abuso de poder del gobierno se condensa. El obverso de lo antes mencionado es una situación lamentable: un pueblo debajo de la bota de un gobierno patológicamente ideológico.

El problema fundamental detrás de toda esta dinámica – en estos momentos confieso que el resultado es lamentable – no es la futilidad de la lucha estudiantil ni la burocrática o kafquesca determinación de la administración universitaria; el problema o síntoma (Žižek) es “la dimensión fundamental de lo que conocemos como ideología” (Žižek ,1989):

“(……..) ideology is not simply a ‘false consciousness’, an illusory representation of reality, it is rather this reality itself which is already to be conceived as ideological” (Žižek, 1989).

Ambos extremos del espectro ideológico criollo están consumidos en una vorágine ideológica que valida la posición de Žižek: la solución al problema no reside en el mercado ni en el Estado. Los sujetos juegan roles en estos eventos a propósito de sus respectivas interpelaciones (me incluyo): 1) el cuerpo estudiantil, en su mayoría, identificado con una interpelación cuya fuente es la academia actual (incluyendo a Slavoj Žižek) y 2) la burocracia universitaria interpelada por la matriz simbólica contemporánea (capitalismo, globalización neoliberal, etc). Ambos significadores culturales constituyen la matriz simbólica en la cual, de forma ineludible, se da la huelga estudiantil y consecuentemente la aprobación de la cuota. Ambos eventos son síntomas de los cuales, en caso particular, la lucha huelguista se adhiere con relativa facilidad a mi enmarcado ideológico. Sin embargo, la aprobación de la cuota y la estratégica estocada del Estado a los estudiantes, arrojan luz al hecho de que la lucha padece de un hermetismo ideológico totalmente inverso a la terrible ‘plasticidad del capitalismo’.

La lucha estudiantil dispone de un ‘Cult of Personality’ (citando la canción de la banda Living Color) como por ejemplo: Pedro Albizu Campos, Ernesto Guevara, Ramón Emeterio Betances, Eugenio Ma. de Hostos, el mismo Slavoj Žižek entre otros. Dichos agentes históricos adquieren un carácter fetichista, el poder de la lucha reside en citar y emular dichos personajes tal como si el poder de alterar las condiciones climatológicas residiera en bailar o cantar. Resulta irónico, pero el mismo fascismo que los sujetos interpelados en cuestión denuncian, sirve como modelo de interlocución para uno de los representantes de esta lucha (ej. gritos y exabruptos a la Hitler en la asamblea estudiantil). Dicho esto considero justo argumentar que la gestión de los estudiantes fue, en términos poéticos, noble. Aún así, me es inevitable sentir frustración, ya que hoy la futilidad de la lucha es un marmóreo y dantesco edificio. Los acuerdos son violados y el triunfo resulta ser meramente ideológico. Sí acepto que dicho triunfo/pérdida pueda agenciar nuevos eventos, pero me encuentro un poco renuente a la contemplación ideológica de la utopía a largo plazo. Como estudiante participé de la asamblea estudiantil y pude apreciar la interpelación en tiempo y espacio real, emitiendo datos sensoriales que ineludiblemente interpelan mi subjetividad. La asamblea dejó un aire resolución a medias. A raíz de esto, lo que representó un triunfo para el organismo negociador se hizo nada en el momento en que el gobierno en turno asigna más síndicos a la junta con un enmarcado ideológico paralelo al de ellos. Solamente en el argumento de la repetición histórica se puede percibir el triunfo (verdad/síntoma) de esta lucha:

"The subjective 'mistake', 'fault', 'error', 'misrecognition', arrives paradoxically before the truth in relation to which we are designing it as error, because this 'truth' itself becomes true only through - or, to use a Hegelian term, by mediation of - the 'error'." (Žižek, 1989)

El 'error', visto desde nuestra perspectiva insular, se encuentra enmarcado por síntomas centenarios, nutridos por ideologías propias que se originan a partir de la represión anglosajona e hispana. Dicho error hace evidente la verdad o síntoma de nuestra condición sociopolítica. Ejemplo de esto, lo fue el aborto de la rebelión criolla contra la represión de la España decimonónica. Este aborto de rebelión (error) también se hizo evidente en el fallido intento de insurrección taína. La repetición de este error (aborto de insurrección) en el nacionalismo de los cincuenta hace que podamos percibir la verdad/síntoma (colonizados perpetuos). La imposición de la cuota y la fragilidad estructural de los acuerdos, repiten dicho error, el cual va a mediar para reconocer el síntoma. La represión y el eñangotamiento son significante y significado, respectivamente, dado a que la subjetividad del puertorriqueño se lleva interpelando a ser sometidos por más de quinientos años. El tropo retórico de la antonomasia pudiera ser de utilidad para identificar el error actual: Grito de Lares estudiantil, Jayuya 2010, etc.

Los eventos aquí esbozados son descritos a través de metonimias y metáforas que constituyen lo que se describe como el orden simbólico. Es imposible evadir la tradición histórica que a su vez provee el enmarcado ideológico que tiene como resultado nuestra actualidad:

"As soon as we enter the symbolic order (transferencias, símbolos lacanianos), the past is always present in the form of historical tradition and the meaning of this traces is not given; it changes continually with the transformations of the signifiers network". (Žižek, 1989)

La representación de la realidad es simplemente eso, una representación de la realidad, símbolos. Lo que creemos conocer es simplemente una colección de datos que otros creían conocer. Continuamente atribuimos significados a lo que en algún momento carecía de significados. Esto tiene como resultado una matriz ilusoria de significados. Esta urdimbre simbólica hace posible que se siga dando la intersubjetividad de forma dialéctica. La ilusión de particulares hace posible que se constituya la ilusión de los universales. Estos universales, inevitablemente, se encuentran con negaciones. La lucha estudiantil es un simulacro de antítesis refrescante y bienvenido.

Según el argumento de Žižek, el 'error' es inmanente al momento de reconocer o de dilucidar las condiciones internas de la verdad. Los episodios revolucionarios de la tradición histórica (insular y/o global) constituyen las repeticiones históricas (i. e. errores/síntomas) que Rosa Luxemburg (vía Žižek) considera importantes para las revoluciones:

"(...) the first seizures of power are necessarily 'premature': the only way for the working class to reach its 'maturity', to await the arrival of the 'appropriate moment’ for the seizure of power, is to form itself, to educate itself for this act of seizure, and the only possible way of achieving this education is precisely the ‘premature’attempts” (Žižek, 1989).

En la asamblea estudiantil se hizo eco de este reclamo. Estudiantes pedían la no ratificación de los acuerdos e invitaban al ‘error’ prematuro de Luxemburg. Pero el discurso hegemónico en la asamblea se alinea a los argumentos opuestos a Luxemburg, el argumento de esperar el momento apropiado, al cual me adherí y recuerda la célebre frase de Robespierre usada por Žižek: ‘revolución sin revolución’. Surgen las siguientes preguntas: ¿Cuántas más repeticiones? ¿Cuando va a cambiar el síntoma colonial? ¿Debería cambiar el síntoma colonial? ¿Depende nuestro devenir político de una auténtica revolución de carácter global? ¿Es Puerto Rico la materialización de toda hipérbole patológica del capitalismo? De esto ser así; ¿por qué? ¿Debemos adherirnos a dicho síntoma, tal como argumenta Žižek?

La izquierda tiene una vasta cantidad de preguntas, frustraciones y ansiedades. Es imposible recoger todo lo que constituye el estatus actual de la lucha estudiantil. Dicho esto, previamente se reflexionó de forma crítica sobre la situación actual del movimiento estudiantil. El otro extremo del espectro ideológico no debe escapar la gestión hecha con la izquierda, ya que es imposible escindir del orden simbólico las ideologías neoliberales criollas que de forma progresiva coquetea con el fascismo (me niego a identificar el gobierno de Fortuño como fascista, pero, no hay que esperar a que un gobiero sea fascista para denunciar los atropellos). La derecha carece de la sensibilidad estética y el colorido estudiantil. También se ha hecho notoria por su alergia a la academia. En una posición evidentemente antagónica a lo comentado anteriormente, la ideológica izquierda criolla en su afán por perpetuar y robustecer su enmarcado ideológico se ha expuesto al marxismo. Por lo tanto la reificación - ‘clásico motivo Marxista’ (Žižek ,1989) – como concepto deja al descubierto el fetichismo de bienes que la derecha condensa en esa curiosa palabra llamada dinero. Dicho fetichismo de bienes, que nutre la ideología de austeridad neoliberal (que en Alemania es hegemónica para paliar la crisis helena actual), es el mecanismo económico que cristaliza este conflicto. El aparato legislativo republicano que valida dicha ideología económica, hace posible el arsenal burocrático que agencia un sentimiento kafkaesco de imposibilidad ante los dictámenes legislativos que redundan en una creciente frustración con el sistema democrático liberal:

“The so called ‘Kafka Universe’ is not a fantasy image of social reality but, on the contrary, the mise en scene of the fantasy which is at work in the midst of social reality itself: we all know very well that bureaucracy is not all powerful, but our ‘effective’ conduct in the presence of bureaucratic machinery is already regulated by a belief in its almightiness”. (Žižek, 1989).

Lo antes mencionado se hace evidente en la manipulación legislativa, particularmente, en como la maquinaria burocrática de la administración en turno (aprobación de cuota, Ley 7, entorpecimiento de las gestiones de los medios, barriles de tocino, síndicos nuevos…….) adquiere un carácter de omnipotencia. No podemos hacer nada para remediar la condición. El brazo metafórico de la ley flexiona sus bíceps y damos por entendido que puede llegar a cualquier parte y encontrarnos. La conducta a raíz de la creencia de que la ley es todopoderosa es un reflejo en el espejo ideológico de nuestra cultura conservadora y religiosa que resulta ser bien fértil para que germine el fascismo (ej. España de los 1930’s). Es en relación a lo antes mencionado, que la lucha estudiantil, aunque no genere un triunfo burocrático, sí se atreve a arrojar piedras al engranaje de la máquina.

Ayer el síntoma vuelve a surgir. Se vuelve a dar el choque ideológico, en este caso, se da de una forma concreta y dramática. Se desatan eventos violentos que son resultado de las respectivas interpelaciones de los sujetos antes mencionados (tesis del Estado, antítesis estudiantil). La izquierda intenta penetrar físicamente el Capitolio cantando las consignas y mantras ritualistas e ideológicos (lucha sí, entrega no, la iupi da candela……). La uniformada agarra su macana, con ambas manos, defendiendo su obsesión fálica (ideología de macana y autoridad), eyaculando golpes y pimienta. La histeria femenina estudiantil vs. la obsesión autoritaria masculina. La ideología liberal demócrata y de izquierda hace posible que el cuerpo estudiantil ‘crea’, en el sentido pascaliano de apostar a la causa). Dicha creencia y los gestos de desafío estudiantil, generan las condiciones para que se de la experiencia de la castración en la fuerza policial. Como se mencionó anteriormente, los estudiantes llegan al Capitolio armados de su apuesta pascaliana. Por lo tanto, cualquier gesto de provocación, caería en la categoría de evento sadomasoquista con el fin de generar el sentido de impotencia/castración. Es aquí en donde reside el poder de las protestas alineadas a lo que se conoce como desobediencia civil:

“The punk imitating the ‘sadomasochistic’ power ritual is not to be conceived as a case of the victim’s identification with the aggressor (as it is usually interpreted). The message to the power structure is, on the contrary, the negation implied in the positive act of imitation: You are so powerful, but for all that, you are impotent. You cannot really hurt me! In this way the power structure is caught in the same trap. The more violent its reaction, the more it confirms its fundamental impotence”. (Žižek, 1989).

¿En donde reside la impotencia de la estructura de poder (Fuerza de Choque)? La contestación a esta pregunta es que precisamente en el gesto que pudiera validar el poder (uso de falo/macana) reside la castrante impotencia de que el acto de desafío se da de todas formas. El falo yace impotente justo en el mismo momento que se usa en respuesta a la entrada del Capitolio, a el lanzar de botellas, barricadas, a el despliegue de la fuerza de Choque de Payasos………….. La estructura de poder maneja muy bien dicho fetichismo fálico, ya que la impunidad y el sentido de poder otorgado a la fuerza de choque valida el uso y/o dependencia de los falos extra corporales (macanas, pistolas, gas pimienta etc.).

Según esbozado anteriormente se puede percibir una antagonía ideológica bastante ortodoxa y tradicional: derecha e izquierda. Dicha antagonía se da en el enmarcado simbólico capitalista descrito por Žižek a continuación:

“(……) capitalism putrefies, it is branded by a crippling contradiction, discord, by an immanent want of balance: this is exactly why it changes, develops incessantly – incessant development is the only way for it to resolve again and again, come to terms with its own fundamental, constitutive imbalance, contradiction. Far from constricting, its limits is thus the very impetus of its development”. (Žižek, 1989).

En dicha cita está contenido el error fundamental de la izquierda ortodoxa, que probablemente genera el espectro de esterilidad que se puede percibir en los eventos de la actualidad puertorriqueña. Si de la única forma que se considera posible el proyecto social es a través de una lectura hermética y anacrónica de Marx, entonces la conmensurabilidad entre las fuerzas productivas y su relación con la producción será considerada utópicamente posible. Esta contradicción es la condición que hace posible el constante desarrollo del capitalismo. El anacronismo decimonónico de la izquierda puertorriqueña no es suficiente. Los estudiantes lo pueden actualizar con herramientas que el Estado insiste en ignorar.

Es por lo antes mencionado que de forma típica y característica de Žižek cito el siguiente chiste cuya pertinencia con la actual lucha estudiantil es evidente:


Žižek invita a criticar y a observar la actualidad desde una perspectiva distinta. No está en sus intenciones prescribir recetas o fórmulas políticas que de forma definitiva ofrezcan una solución. Es por esto que su concepción es fundamentalmente pesimista y, a mi parecer, dicha condición es fundamental (paradójicamente) para poder perforar la matriz simbólica e ideológica y con un nuevo ímpetu teórico y crítico señalar y subrayar síntomas. La intención no es eliminar la matriz ideológica, ya que esta es inmanente e ineludible para simbolizar, o por lo menos, seguir tratando de simbolizar (a través del lenguaje) la ‘realidad’. Detrás de todo lo antes mencionado existe un enlace al post titulado El Cayo Kafquesco: (Insularismo Revisited). Igual que en dicho post, aquí solamente se contempla una actualidad de forma crítica a través de una febril y miope lectura del Gigante de Ljubljana.

Referencias:
S. Žižek , The Sublime Object of Ideology, Verso, London, New York, 1989.