domingo, 5 de diciembre de 2010

Navidades en el Cayo


Las parrandas navideñas son la mejor tradición puertorriqueña por que invaden espacios sin ser invitadas. Gente borracha y hambrienta llega a tu casa a seguir bebiendo y comiendo. Malísimos músicos y totales desconocidos insisten en que participes de otra invasión. El mismo desconsiderado acto de 'comer y beber lo que no compraste', que interrumpió tu sueño, va a interrumpir el sueño de otro pobre pendejo. Probablemente, un sueño asistido farmacológicamente, posible sólo con medicamentos hipnóticos.

Ahora eres parte de la parranda. Que viva la puertorriqueñidad.

Imagen: Parranda (Vaya Broqui)