miércoles, 4 de agosto de 2010

Semántica...



Es imposible escindir el discurso nietzscheano de nuestra actualidad. Todavía constituye los fundamentos de muchos de los discursos de hoy día. De la misma forma que Hitler malinterpretó a Nietzsche y regurgitó ideologías, también malinterpretó a Darwin en la lectura, regurgitando un sentimiento colectivo de racismo validado.

En fin, todas las tramas ideológicas/simbólicas que constituyeron el entramado Nazi, se adhirieron convenientemente a Friedrich Nietzsche y Charles Darwin. Razón por la cual el diálogo entre Nietzsche, Darwin y Hitler sería posible imaginarse. Cada uno de ellos riéndose de ellos mismos y de nosotros.