viernes, 16 de julio de 2010

Prometeo

- The poet, the genius, man himself in his most exalted image, cry out simultaneously with Satan: "So farewell hope, and with hope farewell fear, farewell remorse............ Evil, be thou my good." It is the cry of outraged innocence. - (Camus, 1991 pp. 48)

Puedo percibir una nueva faceta, una nueva refracción lumínica. Se hace más evidente una nueva interacción poliédrica.

Mi tejido conceptual e ideológico (mi subjetividad) adquiere nuevas hebras. Hay nuevas interconexiones sinápticas.

Se añade a mis herramientas de interacción intersubjetiva el coraje. La mesura, la empatía, el civismo y los eufemismos se desplazan para dejarle un espacio a un nuevo par de cojones metafóricos.

Un ímpetu misantrópico se origina de la frustración. No quiero describir las condiciones de mi ser. Prefiero revolcarme en el fango de la misantropía.

Hacen falta las rabietas y las pataletas. Quiero ser antítesis de la tesis. No es fácil pataletear cívicamente pues no tengo estámina para la síntesis.
Mi voluntad de poder, mi deseo, aún está impregnado de inseguridad. Se quiebra mi voz. Sube la sangre a mi cara.

¿Por qué se quiebra la voz cuando sale del ser? ¿Qué fuerza amenaza con quebrar la protesta con un llanto? ¿Por qué es difícil gritar? ¿Por qué hay tartamudeos? ¿Por qué hay "tacos" en la garganta?

El miedo y la inseguridad suprimen la voluntad de agenciar la emancipadora agenda, tanto colectiva como individual.

Queremos hacer del caos una fórmula, y de la fórmula queremos construir una asfixiante y utópica simetría (moralidad).

El enmarcado ético del Zeitgeist se convierte en un totémico amuleto de las hegemonías. La sociedad prescribe conductas. Cargamos con interpelaciones que se hacen anacrónicas y rígidas.

Ya es hora de gritar. Ya es hora de hacer tartamudear a las hegemonías.
La pregunta es: ¿Cómo? ¿Con el látigo? ¿Con el carimbo? ¿Con los dos? ¿Con ninguno?

Referencias:
Camus, A. (1991) "The Rebel: An essay on man in revolt (L'homme Revolte)", Vintage Books, New York.