sábado, 1 de mayo de 2010

Mi esposa como categoría kantiana.

Sublime para Immanuel Kant significa lo que nos quita el aire, lo que
nos impresiona. Aquello que despierta en nosotros terror, respeto,
inspiración, en fin es un escalón estético mas alto que el concepto
de belleza pues es una representación de lo que pudiera ser la verdad,
sin lugar a dudas es una altísima categoría kantiana. Es un concepto
que reúne todo aquello que nos hace pequeños, justo en el momento en
que un evento cualquiera nos engaña y nos hace pensar que somos
grandes. Afortunadamente para mí ese evento se da a diario, pues
sublime y ver los ojos de mi esposa es lo mismo.