martes, 4 de mayo de 2010

El escolasticismo (a la luz del cine español de la transición)



Es más fácil mirar a la eternidad como gestora de la nada, bañada de miedo e irracionaliad, que mirar hacia un pasado lleno de luchas inter e intraespecíficas. Mejor es caer en un miedo aristotélico-escolástico. Es más llevadero y más liviano creer todo lo que me dicen. Es más fácil el fetiche que la Religión de la Humanidad. Es mejor herramienta retórica la sangre de Jesús, que maravillarse de la sublimidad que ofrece la naturaleza (el ser humano incluído).
Augusto Comte e Immanuel Kant aún conservan un poco de lustre. Particularmente si a través de sus respectivos marcos teóricos se mira la actualidad educativa de instituciones tanto del Estado como en el sector privado.