lunes, 10 de mayo de 2010

El Cayo Kafquesco: (Insularismo Revisited).

Energía cinética de moléculas atmosféricas en alarmante aumento de velocidad, pro tracción cultural, cianosis cerebral colectiva, patrones reproductivos virales, rebeldía con causa sin materializarse, rebeldes saturados de ausencia de causa materializados y militantes, corporaciones metafísicas de la Baldorioty, Capitolio tropical anglo americanizado, neoliberal y globalizado, identidad tri-racial racista, hijos bastardos de Castilla, adopción fruto del destino manifiesto, clase media: inerte, apática y cansada, clase baja: pesado legado del primer gobernador electo, clase alta: patológicamente asimilada, evidentemente minúscula y paradójicamente hegemónica, periódicos prostituídos con el fin de vender falsas necesidades a un colectivo vorazmente consumidor, televisión carcinógena y enferma de frivolidad, artistas ignorados, incógnitos e incognoscibles, pasado antropológico milenario y romantizado, cuatrocientos años de obscuridad, ciento doce años de miopía, necedad político-doméstica, Tío Sam con dedos en los oídos, adolescencia y pataletas perennes, mascota del Norte, latinoamericanos honorarios, ni de aquí ni de allá, morbo embalsamado, momificado y exhibido, opinión pública producto de retóricas para las masas, fertilidad cultural de la juventud toxificada por su propia necrosis reguetonera................

Puedo seguir, pero este derroche de adverbios y adjetivos me duele más que a Pedreira.